Image default

Carrió negocia su silencio a cambio de la senaduria

“Si soy candidata a Senadora, no hablo más de Lorenzetti ni de Ritondo”… tienen 2 semanas (nada que ver prescripción médica fue una extorsión). Le habría dicho a María Eugenia Vidal. El Plazo terminó ayer 17 de julio…Esto fue adelantado por Seprin, que da más detalles en la siguiente nota.

Vidal con una buena jugada, no solo tendría su pata peronista con  intendentes del PJ conversos, sino que además ella impulsa la Candidatura de Manes y/o de Jorge Macri para el 2017.

Paralelamente, ha llegado a algunos periodistas una carpeta muy comprometedora de Elisa Carrio, que incluye escuchas y vídeos así como documentos que hablan de sus extorsiones en diferentes épocas, que incluye al propio Héctor Magnetto, también a Escasany, reconocido por su hermana, asimismo se puede leeer una auditoria de sus bienes y DDJJ,  que no cierran por ningún lado. A pesar que la misma carpeta explica su red de testaferros.

Pero además, habla de la vinculación del hijo Mayor Enrique “Chiqui“  Santos con los carteles de la droga en Guadalajara, Mex. y una causa por narcotráfico hace 15 años con 25 kg de droga en la Argentina que ella “arreglo y saco a su hijo del país”.

En esa carpeta  caen varios colaboradores impolutos, cono Zuvic con las ambulancias y licitaciones dudosas. Con Granero.

Únicamente un puñado de políticos y apenas o 4 periodistas han tenido acceso a la carpeta que también delata “sus informantes de los servicios de inteligencia”.

La carpeta esta atribuida a una consultora privada que incluiría informes de la DEA y la ex SIDE.

En esas 50 páginas también detallan el pasado en el Chaco en el proceso militar y la presunción de algunos muertos en Margarita Belén en el campo de su ex Enrique Santos. Asimismo el derrotero de su vida con hombres casados que “apretaba”  y hasta que un sobrino está en el Buffet de Abogados del Grupo Clarín.

Por eso el ultimátum de Carrio, terminaría con el escrache espectacular y el fin de su carrera política si llegara a trascender masivamente y de comprobarse lo que dice la misma.

En ese cuadro de situación, la guerra es por el poder:

Así lo detalla el siguiente informe de Urgente24:

Escalada denunciadora de Carrió por la senaduría: El que sigue es Ritondo

Elisa Carrió quiere ser la candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires en 2017 por Cambiemos. Mauricio Macri le habría prometido esa postulación si bajaba sus críticas contra Ricardo Lorenzetti, el presidente de la Corte Suprema de Justicia. Pero ese acuerdo no incluía a María Eugenia Vidal, que impulsa a Jorge Macri para el Senado. La gobernadora cuenta con una muy buena imagen positiva que piensa trasladar al primo del presidente. Eso desencadenó una serie de denuncias mediáticas de Carrió vinculando al intendente de Vicente López con el narcotráfico, a lo que también sumó al jefe de la policía bonaerense, Pablo Bressi, y por añadidura al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, que lo puso en ese cargo. En la misma bolsa también metió a Gustavo Posse y a Sergio Massa, otros posibles candidatos. Pero Carrió advirtió algo sobre Ritondo y la DDI de Morón…

Elisa Carrió tuvo su primer gran cortocircuito con el ahora ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Rintondo, hace un año cuando lo denunció por “hacer operaciones” junto a la exSIDE contra el legislador Maxi Ferraro, que luego salió a desmentir a su jefa política a través de un comunicado.

En Twitter, Carrió también había incluído a otros personajes en la trama: la “SIDE con #Graña, Cristobal López, Pocino y Cristian Ritondo”.

La denuncia difundida por el canal C5N vinculaba a Ferraro con un asesor nombrado en su despacho de nombre Omar Pancari, uno de los detenidos en la causa narco caratulada como “Manzanas Blancas II”.

Luego Ferraro emitió un comunicado desmintiendo a Carrió junto a su compañera de bloque, Paula Oliveto, luego de una acalorada discusión con Ritondo previa a la sesión que se realizó en la Legislatura porteña para declarar bar notable al Palacio de la Papa Frita.

Por ese entonces, Ritondo era vicepresidente 1º de la Legislatura.

Lilita prosiguió: “Ritondo acaba de sacar un comunicado diciendo que no tiene nada que ver con este operativo pero él es el responsable como presidente de la Cámara con el personal de planta porque este sujeto fue designado en la época de Ibarra”.

Ahora Carrió tiene otras motivaciones contra Ritondo. Su objetivo es en verdad la candidatura a Senadora nacional por la provincia de Buenos Aires en 2017 y en el medio, la diputada tomó nota del apoyo de la gobernadoraMaría Eugenia Vidal a Jorge Macri, a pesar de que la líder de la CC-ARI tendría un acuerdo con el presidente para ir en la cabeza de esa boleta si baja el tono a sus crítica contra Ricardo Lorenzetti, titular de la Corte Suprema de Justicia.

Claro que Vidal no entraba en ese acuerdo, y la mandataria vuelca su amplia imagen positiva sobre Jorge Macri. Carrió no goza de la misma imagen que la gobernadora, el segundo en territorio bonaerense mejor visto es Sergio Massa, otro competidor.

Por eso, Carrió apeló a las denuncias por narcotráfico. Primero contra Jorge Macri por proteger al fiscal Luis Novo, en una causa narco. Luego contra el jefe de policía de Vidal, Pablo Bressi, un hombre que en verdad fue elegido por Ritondo, el ministro de Seguridad. Y todo indica que el próximo objetivo de Carrió sería el propio Ritondo.

“Mi objetivo central es la derrota del narcotráfico. Como el problema nacional está en el Conurbano, estoy investigando ahí. Pero me encuentro con (Pablo) Bressi”, había dicho la legisladora.

“Nosotros tenemos causas criminales de Mameluco, que es el jefe del narcotráfico de San Martín, que era hombre de (Eduardo) Duhalde. Hay causas que los vinculan cuando Bressi estaba en la DDI de Morón. Se ven pagos hechos por Mameluco a la DDI de Morón. ¿Y quién era la DDI de Morón? Bressi”, se preguntó…en una clara alusión final a Ritondo, vinculado históricamente a la barra de Nueva Chicago.

Fuente: Seprin