Image default

Carrió considera “inconstitucional” el proyecto para remover a Gils Carbó

La relación ambivalente entre Mauricio Macri y Elisa Carrió sumará esta tarde un nuevo capítulo en su historial. A última hora, la diputada, que aún se recupera de la angioplastía a la que fue sometida a principios de mes, presentará una observación al dictamen propiciado por el oficialismo sobre la modificación de la ley del Ministerio Público Fiscal, con la que el Gobierno pretende acotar el mandato y las atribuciones de la procuradora Alejandra Gils Carbó.

Nuevos cruces se avecinan entre el gobierno de Mauricio Macri y Elisa Carrió. La diputada nacional abrió una nueva grieta frente a las intenciones del Ejecutivo. Presentará una observación al dictamen sobre el Ministerio Publico que se va a tratar en la sesión del miercoles en el que manifiesta que es inconstitucional la modificación de la Ley.

Desde la agrupación de Carrió comentaron que lo que hará la diputada es una “observación al dictamen”, ya que “Lilita” no es integrante de la comisión de Justicia que aprobó el proyecto la semana anterior. De acuerdo a lo explicado por su entorno, la ex candidata a presidenta “puede presentar como diputada una observación. Esto es un complemento de la orden del día que se va a tratar en la sesión del miércoles”. Carrió considera que “como mínimo la Ley debería darle al titular del ministerio Publico mandato por diez años para que supere el periodo de un gobierno”. Las modificaciones que intenta son a raíz de que el miércoles se votará una ley que dispone que el mandato del Procurador General sea de cinco años.

Este es el motivo por el que la legisladora considera que el proyecto es anticonstitucional: el Poder Ejecutivo tendría demasiada injerencia ya que puede nombrar a su propio Procurador y, según sostiene la integrante de Cambiemos, es una pérdida de autonomía de la institución. Además, fuentes cercanas a Carrió discuten la injerencia del poder legislativo a través de la Comisión Bicameral del Ministerio Público, encargada de revisar las designaciones de Alejandra Gils Carbó y con participación en los futuros nombramientos.

No obstante, “Lilita” es una de las principales críticas de la gestión de la Procuradora General denominada por el gobierno “militante del proyecto nacional y popular”. Lo que considera la diputada nacional es que Gils Carbó debe ser removida por las vías constitucionales, es decir, a través de un juicio político.

Por último, se pudo saber que Carrió está “harta de los acuerdos de Angelici, Massa y Nosiglia, porque dice que no piensa cambiar una mafia por otra”.