Image default

Carrefour en crisis: 2400 despidos en Francia y cierre de locales en el mundo

Casa matriz comunicó retiros voluntarios en diferentes localidades. El “Plan de Transformación” incluye baja de sedes en todo el mundo, incluida Argentina.

Carrefour ha presentado este martes un “plan de transformación” que prevé una “racionalización” de las sedes en los países en los que está presente y que en Francia supondrá la supresión de 2.400 empleos y medidas para ahorrar costos que en el horizonte de 2020 deben representar 2.000 millones de euros anuales.

El presidente de Carrefour, Alexandre Bompard, indicó que los ajustes y las medidas específicas en el resto de los países, las precisarán sus equipos “en las próximas semanas”, por lo que la cifra irá a más. Bompard –que lleva seis meses en el cargo- repitió que el objetivo de la transformación es “hacer de Carrefour el líder mundial de la transformación alimentaria para todos” en el horizonte de 2022. El objetivo es ser líder en el comercio electrónico, que le debería reportar 5.000 millones de facturación anual en ese horizonte.

La crisis en las filiales argentinas de la cadena gala, ocurre básicamente por la caída en el consumo y los malos números del negocio local. Los franceses -la cadena con más ventas a nivel país seguida por Jumbo y Coto (fuerte en Capital y GBA)- tienen las caídas en ventas más pronunciada, más allá de que ganen en volumen. Es el caso que todos miran, incluso desde la casa matriz. La CEO francesa, que llegó a mitad de año para ordenar los números y volverse a París, finalmente se quedó. Y hay otros dos cuadros galos -“los sin rostro”- que llevan adelante una especie de intervención o seguimiento de la gestión local, a cargo de Daniel Fernández, el ex CEO local. El 15 de enero, la crisis y la reformulación del negocio local terminaron con la cabeza de Fernández, que fue jefe por más de 12 años. Lo reemplazó en la operativa diaria el director comercial, Martín Tolcachir.