Image default

Cambiemos, pero no tanto: los polémicos nombramientos de la era macrista

Entre los miembros de los gabinetes confirmados por el macrismo para manejar la Capital, Buenos Aires y la Nación, figuran nombres que antes de que se ponga en marcha el nuevo gobierno ya generan duras críticas inclusive al interior del PRO, abarcando un espectro de polémicas, contradicciones y desaciertos con el que se compone un verdadero ranking de nombramientos controversiales entre los que se destaca el anuncio del desacatado juez Carlos Mahiques, como ministro de Justicia de Vidal, el amigo del presidente electo Gustavo Arribas al frente de la ex SIDE, y la llegada al ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, del “agrodiputado” Ricardo Buryaile.

La baja del productor televisivo Juan Cruz Ávila como cuestionado secretario de Políticas Universitarias, antes de que Esteban Bullrich asuma como futuro ministro de Educación nacional, podría ser la primera de varias marchas atrás que quizás deban tomar María Eugenia Vidal, Horacio Rodriguez Larreta y Mauricio Macri en la tríada de
gabinetes que controla Cambiemos, debido a la resistencia que generan algunos de los nombres designados para ocupar los distintos ministerios, y con el que el periodista Daniel Seifert, confeccionó un ranking de nombramientos polémicos, publicados en el sitio Border Periodismo de María Julia Olivan, encabezado por el ultraderechista juez Carlos Mahiques, propuesto por Vidal como ministro de justicia en la provincia, pero que en 2006 falló contra el derecho de una adolescente con retraso madurativo a realizarse un aborto tras una violación intrafamiliar.

La terna la completan, por un lado, el amigo personal del próximo presidente y la diputada con vínculos kirchneristas, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, como futuros jefe y vicejefa de la Agencia Federal
de Inteligencia (ex SIDE); con lo que Macri “priorizó poner a un amigo al frente de los espías, como si el rol de la ex SIDE continuara siendo la oscura e ilegal infiltración del espionaje en asuntos privados”. Y por el otro, el formoseño Ricardo Buryaile como futuro ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, quien para asumir pidió licencia en su cargo electivo, en lugar de renunciar a la banca, lo que constituye “otro mal ejemplo si lo que se prometió es volver a respetar las instituciones”.

A estos, se suman los nombres de Jorge Macri, el primo del presidente electo, quien pasará a presidir el Grupo Banco Provincia y a gobernar el municipio de Vicente López, a la vez; el de Emilio Basavilbaso como director de la Anses, resisitido desde diversas organizaciones por malversación; el rabino Sergio Bergman como ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la nación, autodeclarado incompetente para ocupar el cargo; Andy Freire, ministro de Modernización, Innovación y Tecnología con Rodríguez Larreta en la Ciudad, de estrecha relación
con empresas a las que debe controlar; Fabián Perechodnik, secretario general de la Gobernación, con Vidal en Provincia , señalado como “garrochero” del sciolismo; y Felipe Miguel, como jefe de Gabinete de Larreta, criticado desde el propio espacio de Cambiemos, por achacarsele falta de “roce político” para un cargo tan importante.