Image default

Camaño: “Massa no vuelve al peronismo”

Graciela Camaño, jefa del bloque massista en la Cámara de Diputados, es una de las dirigentes del FR que se opone con más fuerza a la unidad total del peronismo.

Lo dijo la semana pasada en Gualeguaychú, la cumbre convocada por Miguel Pichetto que reunió en esa ciudad al peronismo federal con dirigentes del massismo y el randazzismo para empezar a pergeñar un armado electoral de cara al 2019 que excluya al kirchnerismo. Y lo repite ahora: “No se puede meter todo en un caldero y sacar un jugo. Tiene que haber un límite, porque de alguna manera, más que con los prontuariados y procesados, también hay una cuestión que tiene que ver con la imposibilidad ideológica de confluir”, dice la histórica dirigente. Camaño habló con 3Días escasas horas antes de que la Justicia ordenara intervenir el PJ y designara a su esposo, Luis Barrionuevo, al frente del partido. En línea con Camaño, el sindicalista ya anticipó que buscará la unidad partidaria dejando afuera al kirchnerismo.

¿Puede decirse que la reunión de Gualeguaychú marca el regreso de Massa al peronismo?

-Bueno, no es un título la vida, no es una foto… La vida es una consecución de acontecimientos que cada uno de nosotros tiene que tener la capacidad de construir…

Convengamos que no es casual que Massa haya avalado la presencia de varios dirigentes del FR en esta reunión. ¿Cómo sigue?

-Es que Sergio tiene muy buena relación desde siempre con muchos dirigentes políticos del peronismo y el FR tiene una veta muy grande de composición de peronismo, hay muchos peronistas dentro del FR, más allá de que también hay radicales, desarrollistas, progresistas, etc. Es lógico que haya una relación.

Justamente, ¿dónde queda en este esquema el vínculo político entre Massa y Stolbizer, que confluyeron en un frente electoral el año pasado? Ella está planteando por su lado la necesidad de construir un gran frente progresista y uno no imagina que esté pensando en hacerlo con Pichetto, por ejemplo. ¿Se rompe esa alianza?

-Nosotros no estamos en un avance tal que tengamos definiciones de este tipo, que por otra parte la tienen que dar Sergio y Margarita. No estamos tan avanzados como para tener que tomar esas decisiones. Hay que esperar, darle tiempo al tiempo, son momentos en los que hay un gran diálogo político, que yo creo que es saludable, y finalmente lo que va a haber que observar con más pulcritud para hacer el análisis final es la arquitectura política que se elija, ése es el punto político que hay que mirar, y eso no va a ocurrir ahora, y no va a ocurrir en ninguna fuerza política, porque estamos muy lejos del proceso electoral. Todavía va a pasar mucha agua debajo del puente. Lo importante es que lleguemos a ese momento con la mayor cantidad de masa y musculatura política después del diálogo como para poder conformar un oposición que la ciudadanía identifique como oposición seria, responsable, y que pueda merecer el voto.

Ahora, en Gualeguaychú confluyeron dirigentes del PJ dialoguista, que acompañaron las últimas leyes del Gobierno, y ustedes, que se opusieron a varias de los proyectos que mandó Cambiemos. ¿Cuál es el tono que va a tener esa oposición en el Congreso de ahora en más? ¿Qué postura va a primar?

-Nosotros no pensamos en peronismo federal como peronismo dialoguista. Pensamos en peronismo federal como la representación parlamentaria de quienes tienen responsabilidades de gobierno en las provincias. Y eso nos da la posibilidad de tener una mirada más amplia respecto a qué es lo que vamos a poder hacer juntos y qué es lo que no. Nosotros no vamos a abandonar nuestra posición contraria y de oposición a todo aquello que vaya en contra de los postulados de nuestra campaña. Y los gobernadores van a tener que gobernar y los diputados y senadores, que representan a las provincias, obviamente que se tendrán que adaptar. En algunas cosas estaremos cerca y en algunas cosas estaremos lejos, y eso no tiene que ser óbice para no tener una relación política que se vaya consolidando con el tiempo.

¿La idea es empezar a funcionar en bloque dentro del Congreso?

-Si se da en algún momento, lo tendremos que charlar. Como fuimos legisladores a Gualeguaychú, la expectativa estuvo dada en cómo termina esta historia en el Congreso, pero no hablamos de ese tema. Pero ojalá podamos tener una síntesis que nos permita estar juntos.

Ustedes plantearon en la cumbre del PJ dos ejes básicos para la construcción: que el “amontonamiento” de dirigentes no sirve, y que no admitirán a personas que tengan cuentas pendientes en la Justicia. ¿Significa que habrá otra vez un peronismo dividido en 2019?

-Cuando Cristina resolvió irse, se negó a competir adentro del peronismo y armó un partido, creo que ella misma definió su destino o sus pretensiones, y elaboró una fuerza que está mucho más a la izquierda. O sea, ella también está construyendo desde otro lugar, es un dato de la realidad. Ahora si se pretende y se trata constantemente de meterla en este peronismo para después, cuando se mire todo, achicar el peronismo, y bueno, es la estrategia de comunicación del Gobierno que reflejan algunos medios. Pero si analizás seriamente lo que pasó, te das cuenta que no podés contabilizarla adentro después de que armó un partido y se fue del PJ.

Pero el kirchnerismo pide hoy la unidad total, e incluso acusa a los que participaron de Gualeguaychú de ser funcionales al Gobierno insistiendo con divisiones…

-Hay sí dirigentes que se prestan a ese juego y entonces usan lo que nosotros denominamos el movimiento para pretender una suerte de unidad. Pero yo creo que acá está claro que el PJ, como partido político, no tiene nada que ver. Podrán algunos dirigentes estar cerca del PJ, e incluso ser miembro de la conducción del PJ … son estrategias electorales también, ¿no? De todos modos, es cierto que nosotros dijimos en ese sentido que tiene que haber un límite. No se puede meter todo en un caldero y sacar un jugo, tiene que haber un límite, porque de alguna manera, más que con los prontuariados y procesados, también hay una cuestión que tiene que ver con la imposibilidad ideológica de confluir…

¿El límite también es ideológico entonces?

-Sí, también lo es. Lo dice el propio documento: un peronismo de centro, democrático, con alianzas. El peronismo siempre fue frentista en la elaboración de su estrategia electoral propiamente dicha, pero también es cierto que siempre sus alianzas las construyó con determinados partidos o fuerzas políticas o determinada manera de pensar y ver la política.

En algún momento también habrá que definir candidaturas. ¿Es partidaria de una interna? Están Massa, Urtubey, Randazzo… son varios dirigentes los que tienen aspiraciones.

-Yo creo que sería ideal que el peronismo se dé una interna… El peronismo no tiene conducción hoy, Cristina puede ser la conducción de su propia fuerza, pero aún ese grupo de compañeros que andan caminando con algunos kirchneristas, tampoco su conducción es Cristina. El peronismo no tiene conducción y está obligado a ir a una elección interna. Eso es lo que Cristina no quiere y por eso se abstrae y arma otro partido político.

No quiso en 2017. Ahora ha hecho saber que no quiere ser obstáculo… ¿O usted no le cree?

-No quiere. ¿Te acordás cuando se paró en la Asamblea Legislativa y dijo no se hagan los rulos? Fue para el 2011 . (N de R: cuando CFK no definía en público si buscaría la reelección) Es un chiste, vos nunca podés permitirte la posibilidad de que un dirigente político te diga “no voy a ser” y no sea. Es ingenuo suponer por lo que digan los trascendidos…

¿Aún tiene ambiciones CFK?

-Desde ya, sino estaría en su casa tejiendo al crochet. Y no es donde está.

También necesita fueros por sus problemas en tribunales…

-Yo no creo que haya competido por los fueros (en los comicios de 2017). Creo que compitió para ganar y perdió. Ella creyó que no tenía techo, ese fue su problema.

“A Macri le conviene que se hable de aborto y no de tarifas”

¿Empieza a discutirse el aborto. ¿Cuál es su postura?

-Nosotros tenemos diputados que están militando fuertemente en contra del aborto y tenemos diputados militando a favor. Como FR no vamos a tener una posición porque hay diputados en el mismo bloque de todos los bloques de la Cámara que están a favor y en contra. Yo personalmente estoy en contra de la despenalización.

¿Le sorprendió que Macri habilitara el debate? Ahora dice que es feminista tardío…

– No es feminista Macri, pero además de no ser femenista, y respeto mucho a las mujeres que han militado toda su vida a favor del aborto, pero a mí no me cabe la menor duda que él y su equipo lo hicieron para que en lugar de hablar de tarifas o de los problemas que está teniendo la sociedad estemos hablando del aborto. No tengo ninguna duda que la habilitación responde a conveniencias políticas de Macri y su Gobierno y no a un convencimiento de la necesidad del debate. La Cámara está parada con este tema, hay una estrategia claramente decidida en el Gobierno respecto de este tema. Más aún, (quieren) provocar que en los propios bloques de la oposición, en algún tema que se trata dos veces por semana, haya desacuerdos.

Por Micaela Pérez – 3Días