Image default

Calcaterra, primo hermano de Macri, repartió coimas de Odebrecht a funcionarios K

El periódico brasileño O Estado de São Paulo publicó 5 mails de Odebrecht que tenía la policía federal de Brasil en donde el ejecutivo de Odebrecht Mauricio Couri Ribeiro le hizo cinco pagos por un total de 20 millones de dólares a Javier López Caballero, gerente de IECSA, la constructora que Franco Macri “supuestamente” le vendió a su sobrino Angelo Calcaterra. Estos pagos se vinculan a la adjudicación del soterramiento del Sarmiento en el 2009, donde -según nuestra información- se adelantaron 60 millones de dólares y la confesión de Couri Ribeiro también cita a Lourenco Ghella, de la empresa del mismo nombre, que formó la UTE ganadora con Odebrecht, IECSA y la española Comsa.

Lo curioso del contenido de los mails era que Javier López Caballero, entonces gerente de IECSA, hoy figura en Linkedin como CEO de la compañía. Pero lo más raro aún es que la empresa de los hermanos Calcaterra -primos hermanos del presidente- recibieron los pagos de Odebrecht para repartir a los funcionarios del gobierno de Cristina y Néstor Kirchner en el 2009 y en donde el secretario de transporte ya no era Ricardo Jaime, sino Juan Pablo Schiavi, socio en una consultora con el Ing. Daniel Chain, quien hasta diciembre fue secretario de obras públicas del gobierno de Macri y que renunció supuestamente por la demora en concretar obras públicas.

Pero ahora surge la sospecha de que fue expulsado del gobierno por temor de estar vinculado al escándalo Odebrecht. Esta empresa confesó en Wall Street que pagó 35 millones de dólares en coimas a la Argentina entre 2004 y 2015, es decir, mientras gobernó el matrimonio Kirchner. Pero por los menos 20 millones de dólares del soterramiento del tren Sarmiento los repartió Angelo Calcaterra, el primo del presidente, lo que supone que entre la presidente Cristina y Mauricio Macri, jefe de gobierno de CABA, había negociados en común con la constructora brasileña.

En junio de 2016, con Macri presidente, mediante un DNU readjudicó la obra por 3000 millones de dólares -que antes costaba 2000 millones de dólares- en favor de su primo Angelo Calcaterra, ahora mencionado como pagador de coimas de Odebrecht en un verdadero escándalo de proporciones muy superiores a la del Correo Argentino.

Por Guillermo Cherashny – Informador Público