Image default

Boudou, el incorregible: tenía un empleado del Senado de la Nación que vivía en Australia

El hallazgo lo hizo la gestión de Gabriela Michetti. Fondos para Senado TV ymillonaria cesión a los gremios.

Tras firmar un decreto dando de baja a 2.035 incorporaciones a la planta permanente del Senado, todas incorporaciones de la gestión de Amado Boudou, la Vicepresidenta Gabriela Michetti recibió nuevos informes de las auditorías que están llevando adelante en la Cámara alta. Ahora, detectaron el nombramiento de un empleado designado en el Senado que vive en Australia e investigan si hay otra persona que cobra este salario, y se trata de una estafa, o simplemente de un contratado que nunca asistió a su puesto laboral.
De acuerdo con el diario La Nación, la mayor sorpresa al encontrarse con que el Senado cedió un millonario fondo a las organizaciones gremiales con representación en el Congreso Nacional: Asociación de Personal Legislativo, UPCN y ATE. La cesión se realizó por resolución conjunta con el ex presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y el dinero estaba habilitado para que se utilice como “ayuda social”, sin que nadie rinda cuenta sobre su destino.
Se precisó que el monto otorgado alcanzaría los 160 millones anuales, según fuentes oficiales, y es el equivalente al 2% de la masa salarial que perciben todos los afiliados a los gremios.
En tanto que otro de los descubrimientos está vinculado a la señal televisiva de la Cámara. “Senado TV no es un canal, ni una señal, pero gastó 126 millones de pesos el último año. Digo que no existió porque la producción estaba en manos de una empresa privada, o intervenían otras producciones para la realización de programas de cocina, sobre la política asiática o de entrevistas a artistas, entre otros”, dijo Paula Schuster, la nueva directora de prensa de la Cámara alta.
En este punto, la polémica es que los programas de televisión se llevaban adelante con recursos, insumos y salarios del órgano legislativo. “La empresa aportaba tres cámaras, pero el resto del personal es del Senado”, indica Helio Rebot, secretario administrativo de la Cámara de Senadores. Además, agrega que “el contrato estaba vencido hace muchos años” y los servicios se pagaban “por el sistema de legítimo abono, contra presentación de las facturas, lo cual equivale a una contratación directa pero sin la necesidad de cumplir con requisitos o condiciones”.
Por otro lado, Schuster denunció que “encontramos una estructura sobredimensionada de 50 empleados que se encargaban de la emisión de pasajes. Si se tiene en cuenta que hay 72 senadores y que los que representan distritos próximos a la Capital no usan pasajes, estamos muy cerca a una relación de un empleado por senador”