Image default

Bolsonaro invitó a Alberto Fernández a Brasil: “Vamos a seguir siendo grandes socios”

El presidente de Brasil destacó el comercio entre ambos países y dijo que el presidente argentino “ahora habla de un modo diferente” frente al “acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea”

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dio una nueva muestra de acercamiento a la flamante administración de Alberto Fernández. Luego de haber finalmente designado a su vice Hamilton Mourao para que participe de la jura, después de muchas idas y vueltas, este miércoles calificó como “excelentes” algunos tramos del discurso pronunciado por el nuevo presidente argentino.

En el mensaje ante la Asamblea Legislativa, Fernández puso especial énfasis en la necesidad de mantener un buen vínculo con Brasil como socio estratégico. Bolsonaro dijo ahora que si Alberto Fernández viajara a Brasil sería “bienvenido” y subrayó que él no es “radical”, en el sentido de extremista, dando un paso hacia la moderación de posiciones.

En su estadía en Buenos Aires, Hamilton Mourao conversó con Alberto Fernández y con Daniel Scioli, designado por el nuevo gobierno como futuro embajador en Brasil, adonde viajará este jueves para iniciar contactos a pesar de que todavía no tiene el acuerdo del Senado.

Mourao hizo un positivo informe de sus reuniones a su presidente, que reaccionó invitando a Fernández para que viaje a Brasil. Estoy a disposición si él quiere visitarnos. Está invitado, será motivo de satisfacción”, afirmó ante un grupo de periodistas que lo esperaban en la puerta de la residencia presidencial en Brasilia.

No terminaron allí sus gestos de acercamiento. “Vamos a seguir siendo grandes socios en América del Sur”, agregó el ex capitán del Ejército. Además de hacer campaña por Macri, Bolsonaro atacó duramente a Fernández por su apoyo al reclamo internacional por la libertad del ex presidente Lula.

Después de los fuertes choques iniciales, el flamante presidente argentino decidió dejar de lado los enfrentamientos personales y dejar claro que la relación entre los dos países, importantes socios comerciales, estaba muy por encima de la que podían llegar a tener sus ocasionales mandatarios. El nombramiento de Scioli al frente de la delegación nacional fue interpretada en ese sentido. El ex gobernador de Buenos Aires es considerado en el mundo político como un componedor clásico.