Image default

Bocco: “No hay posibilidad de corregir el déficit comercial en el corto plazo”

Luego de que se conociera que la balanza comercial sumó 13 meses en rojo, el extitular del Banco Central (BCRA), Arnaldo Bocco, consideró que en gran medida se debe al déficit en la balanza de turismo y afirmó que “no hay posibilidad de corregir el desajuste comercial en el corto plazo salvo con una medida muy drástica”.

Cabe recordar que tras reportar en 2017 el peor déficit de los últimos años, la balanza comercial mantuvo la tendencia negativa en enero al registrar un rojo de u$s 986 millones en enero, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). En este primer mes de 2018, las exportaciones sumaron u$s 4.750 millones (+10% interanual) y las importaciones alcanzaron a u$s 5.736 millones (+32,1% interanual).

“Si hablamos de las causas del déficit comercial, básicamente tiene que ver con el proceso de apertura de importaciones y el crecimiento en la importación de bienes de consumo. Además está influyendo la balanza de turismo”, sostuvo Bocco en declaraciones a ámbito.com.

En ese sentido, remarcó que hay una cosecha que no es buena por las sequías lo cual le genera consecuencias al sector externo. “Hay una parte de la cosecha pasada que no se liquidó y está sin vender. El campo está esperando un tipo de cambio más alto y está presionando al Gobierno”, analizó.

En tanto, recordó que desde noviembre de 2011 “venimos con un problema en la balanza de turismo”. “Lo que está perdiendo Argentina en el gasto del turismo en el último año es récord. No hay posibilidad de corregir eso en el corto plazo salvo con una medida muy drástica”. agregó.

“Ya llevamos dos años de apertura de importaciones y el sistema industrial ha logrado un resentimiento que no se recupera tan fácilmente como para compensar exportaciones”, advirtió. Asimismo, reiteró que “la posibilidad de corregir eso es bastante escasa porque no hay un comprador en la Unión Europea que compense el saldo negativo de la balanza comercial y tampoco hay un comprador en Estados Unidos”.

“Argentina no está buscando nuevos mercados pero además no tiene muchos más para mover la balanza. Puede entrar el mercado ruso pero es más complejo. Hoy es muy difícil que cierre la brecha del sector externo”, opinó.

Por último, manifestó: “A mí no me parece que el Gobierno se preocupe por el déficit de la balanza comercial. Es parte de una estrategia con la apertura de las importaciones. Tenemos una situación bastante rígida para encarar este punto. No veo al Gobierno tomando una decisión para frenar salida de recursos”.

Fuente: Ambito Financiero