Image default

Bob Dylan y las letras que lo convirtieron en el Nobel de Literatura

Un repaso por las mejores canciones del cantante estadounidense que hoy fue distinguido por la Academia Sueca.

Blowin in the wind /La respuesta está en el viento

Inspirada en una tonada tradicional cantada por los esclavos negros y escrita en apenas una decena de minutos, Blowin in the  wind (1962) fue popularizada por el trío Peter, Paul & Mary. En  plena guerra de Vietnam, la canción se convirtió en un mensaje pacifista universal con gran eco en los campus universitarios  estadounidenses.

The times they are a-changin/ Los tiempos están cambiando

Himno de la juventud, compuesta en 1963, la canción es un vibrante resumen del ambiente rebelde de los años 1960. Con un tono bíblico, Dylan llama a padres, políticos, críticos y  escritores a abrazar el cambio propuesto por las nuevas generaciones.

 A hard rains a-gonna fall/Una fuerte lluvia caerá

Uno de los títulos más emblemáticos de la etapa folk y contestataria de Dylan, representada por el  álbum The freewheelin Bob Dylan (1963). La canción de más de siete minutos de duración  muestra una visión apocalíptica de un mundo devastado por la  guerra y el peligro nuclear.

 

Mr. Tambourine man

Uno de sus títulos más célebres, figura en su álbum de evolución hacia el rock eléctrico Bringing it all back home (1965). La melodía evoca la desesperación de un hombre que ha perdido todo, su soledad y su única fuente de esperanza: la música.

Like a rolling stone/ Como una piedra que rueda

Publicada en el álbum Highway 61 revisited (1965), la canción está escrita por un Dylan lleno de dudas, marcado por la tibia acogida que tuvo el público a su pasaje del folk al rock eléctrico. Extraída de un poema de más de diez páginas, el título expresa el resentimiento y el ardiente deseo de revancha de una jovencita que se cae de golpe de su pedestal. Los últimos versos  “when you got nothing/you got nothing to lose” (“cuando no se  tiene nada/no hay nada qué perder”) forman parte de la historia del rock.

Visions of Johanna/ Visiones de Johanna

Figura en Blonde on Blonde (1966), esta canción es considerada una de las obras maestras de Dylan en términos de escritura. En cinco largas coplas con detalles ricamente  evocadores, Dylan describe la noche pasada con la sensual Louise y  su obsesión paralela por la inalcanzable Johanna.

Just like a woman/ Como una mujer

También integrante del álbum Blonde on Blonde, es una de sus  baladas más pop, y una amarga canción de ruptura. Superficialidad, bajeza, hipocresía, Just like a woman es un retrato de una mujer particularmente ácido, para algunos inclusive misógino. “And she aches just like a woman/But she breaks just like a little girl” (“Ella sufre como una mujer, pero se rompe  como una niña”), rechina el cantautor.