Image default

Asesinaron a una joven que había denunciado a delincuentes

La víctima fue baleada por al menos 6 hombres armados en la puerta de la casa de su madre, en Córdoba. Hay un detenido.

Un chico de 19 años fue detenido por el crimen a balazos de Mayra Yanina Gómez (25), la joven que fue baleada en barrio Rosedal de la ciudad de Córdoba, cerca del Parque de la Vida.

“El supuesto autor del homicidio está detenido. Es un vecino. Fue detenido en barrio Marqués de Sobremonte”, dijo el comisario mayor Gabriel Palacios.

El sospechoso fue identificado como Leandro Heredia. Varios testigos lo vincularon con el asesinato, según la Policía. La familia de Mayra cree que el hecho ocurrió en represalias a denuncias que habían formulado contra un grupo de delincuentes del sector.

Mayra fue baleada en la puerta de la casa de su madre alrededor de las 22 del jueves cuando estaba en la puerta junto a su novio, quien logró escapar en un automóvil.

“Los malvivientes pasaron y la vieron con el novio. De la nada aparecieron como 6, 7 semiencapcuhados con armas de fuego y empezaron a tirarle tiros”, contó el padre de Yanina en diálogo con Mitre Córdoba.

“Ella corre para adentro de la casa…el novio alcanza a huir en auto. Cuando estaba a cuatro cuadras la llama y ella le dice me pegaron”, relató.

El novio regresó a la casa, ubicada en Olegario Correa al 2.500, y la encontró malherida. Desde allí, la chica fue trasladada en grave estado hasta el Hospital Urgencias, donde falleció pasadas las 5 de este viernes.

Temía represalias

Dora, la madre de Mayra, dijo en declaraciones radiales que el crimen ocurrió cuando ella había salido a buscar la Policía porque temía represalias por parte de los vecinos que habían denunciado.

“Llamé al 101 y no me enviaron el móvil. Después salí a la calle y un CAP (por un patrullero) no me vio. Me fui a hacer la denuncia a la comisaría y mi hija quedó sola”, contó.

“Cuando vuelvo me avisan que estaban tiroteando a mi casa y me la encuentro a mi hija herida”, dijo a Mitre Córdoba.

La mujer dijo también que su hija buscaba que la Justicia le brindara un botón antipánico por temor a las represalias que finalmente llegaron.

“Tengo más de 15 perforaciones en el portón. Se ha visto que no ha sido una sola arma”, señaló.

Con dolor, el padre de la joven recordó que su hija estaba esperanzada en construir una casa y tener un hijo, ahora que hacía poco había comprado un terreno. La joven tenía un quiosco.

Un hermano fue apuñalado 

La familia de la víctima insistió en que los agresores son vecinos que ya fueron denunciados y que, de hecho, a fines del año pasado un hermano de Mayra sufrió heridas de arma blanca por parte del mismo grupo.

Esta mañana, en un operativo realizado en la zona, la Policía secuestró una “picana” y una motocicleta 110 cc, pero no se explicó la relación con el hecho.

Según Palacios, la denuncia por la agresión al hermano de la víctima quedó asentada en la Unidad Judicial Nº6 en diciembre del año pasado.

Vecinos del lugar donde se produjo el asesinato dijeron a los medios que, antes de ese hecho, su casa, ubicada a unas tres cuadras, fue baleada por los mismos agresores.