Image default

Asesinan a un joven en un enfrentamiento salvaje entre narcos

Un joven de 20 años fue asesinado en la localidad bonaerense de Ituzaingó. Los investigadores sospechan que es un crimen relacionado al comercio de drogas ya que a la víctima se le incautó paco y marihuana.

El cadáver salvajemente baleado de un joven, de 20 años, apareció ayer en la vía pública, en un cruento suceso registrado en la localidad bonaerense de San Alberto, en el partido de Ituzaingó.

Al muchacho se le incautaron restos de paco y marihuana. Por este motivo, la Justicia considera que el asesinato estaría relacionado con la venta de drogas en esa zona. Las autoridades policiales tratan de averiguar el paradero de los criminales.

Los voceros de los tribunales de Morón revelaron que esta infortunada víctima fue identificada como Diego Gastón Iglesias, de 20 años, quien tenía domicilio legal en Merlo, en el oeste del conurbano provincial, aunque en la actualidad, según lograron establecer los investigadores, se encontraba en situación de calle.

Trascendió que el tremendo hallazgo se produjo a las 12.10 de la víspera, cuando los pesquisas policiales de la comisaría de San Alberto (4ª de Ituzaingó) recibieron una denuncia al número telefónico de emergencias 911, que hacía referencia a una persona muerta en el cruce de Manuel Acevedo y Patagonia, en el citado distrito.

Macabro hallazgo

Con rapidez, los integrantes de esa seccional arribaron al mencionado lugar, oportunidad en la que localizaron el cuerpo sin vida de Iglesias, que yacía ensangrentado y presentaba una certera herida de arma de fuego en la región intercostal izquierda.

De inmediato, el personal policial comenzó a revisar las pertenencias del occiso y, en su poder, incautaron bolsitas que tenían restos tanto de paco como de marihuana, como también una pipa de fabricación de casera, de las que se utilizan habitualmente para consumir sustancias ilegales.

Habitantes del vecindario les dijeron a los funcionarios tribunalicios que en la mañana de ayer lograron escuchar gritos y una detonación procedentes de la vía pública. La gente, alarmada, salió de sus casas y observó el cadáver del muchacho.

A raíz de este motivo, las autoridades consideran que Iglesias mantuvo una acalorada reyerta con varios sujetos, quienes extrajeron armas de fuego y no dudaron en agredirlo a disparos a escasa distancia, provocándole la muerte casi de manera instantánea, para de inmediato darse rápidamente a la fuga.

Los policías realizaban procedimientos con el objetivo de capturar a los responsables del asesinato del muchacho, que se presume se hallarían escondidos en dicho vecindario, presuntamente en alguna villa de emergencia de Ituzaingó.

Mientras tanto, la Justicia opina que los delincuentes se hallarían vinculados a la comercialización de estupefacientes. Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, la doctora Gabriela Millán, fiscal en turno de Ituzaingó, dependiente del departamento judicial de Morón.