Image default

Aseguran que Stiuso dirigió la operación que terminó con la detención de López

En fuentes de la inteligencia local trascendió que detrás de la operación judicial que terminó con la detención del ex Secretario de Obras Públicas José López se movieron factores que trascienden la política nacional. La investigación que determinó los lazos de López con el convento de General Rodríguez y las bolsas de dinero allí depositadas habría sido realizada por Jaime Stiuso con su propio equipo de trabajo y sin intervención directa de la AFI.

El paraguas político para que el ex director de operaciones de la ex SIDE cargara semejante peso habría provenido directamente de una agencia de inteligencia de los EEUU. Es obvio que a ese nivel global, la figura de López carece en absoluto de interés. El objetivo de la inteligencia del norte si es Julio De Vido y la explicación se relaciona con una cuestión estratégica que algunos sectores de la administración Obama quisieran resolver antes de las elecciones presidenciales de noviembre próximo: la caída del gobierno de Nicolás Maduro. En este campo, De Vido es el hombre clave en la trama de corrupción que asoció a Hugo Chávez con el matrimonio Kirchner a través del convenio de cooperación bilateral firmado por ambos gobiernos.

Un caso que fue bien cajoneado

En Comodoro Py, desde el 2010, el juez federal Julián Ercolini investiga con una parsimonia notable el caso denominado “la embajada paralela” en Venezuela y el convenio para la exportación de maquinaria agrícola. El juez recibió esos movimientos bancarios y ordenó hacer un peritaje para determinar su destino.

Para la exportación de 500 tractores y 240 cosechadoras, las empresas argentinas pagaron un 15 por ciento de comisión a Palmat y a Madero Trading, la empresa a la que Venezuela le rescindió la extensión de un contrato para la construcción de plantas agrícolas.

En su presentación para impedir que la información de las cuentas del Regional Bank de Miami llegara a la justicia argentina, los abogados del argentino-venezolano Wellisch afirmaron que la comisión de Palmat “ascendió a 9,74% del precio de venta total, un nivel de comisión que está en línea con estándares de la industria para los países con alto riesgo, tales como Venezuela”. Era una comisión por servicios aduaneros.

El dato es importante porque hasta ahora se creía que la comisión del 15% que pagaron las empresas argentinas era en su mayoría para Palmat. Entonces, ¿el 5,26% lo cobró Madero Trading en su totalidad? La ex diputada nacional y actual legisladora porteña Graciela Ocaña sospecha que en ese 15% se habría camuflado el pago de sobornos a funcionarios. Por esta duda es que el juez Ercolini ordenó hacer un peritaje sobre las cuentas de Palmat.

Por otra parte, un informe confidencial de PDVSA revela que esa petrolera venezolana le cobró un pagaré de 140 millones de dólares a CAMMESA, la distribuidora argentina de electricidad, y otros 4 millones a la estatal de petróleo ENARSA. No se sabe cómo terminó esta negociación. Pero después de la visita de Maduro se firmó un addendum que dice que PDVSA “podrá recuperar algunos pagarés cedidos al fideicomiso… los cuales estarán destinados sólo al pago en bolívares que deban realizar organismos, entes, o empresas del estado venezolano”.

En el informe se puntualizan las deudas que PVDSA tiene con proveedores argentinos por las obras construidas en Venezuela con vistas a la visita que el presidente Nicolás Maduro hizo en mayo a la Argentina. Allí se afirma que la línea técnica de PVDSA advertía que se iban a hacer pagos por 636 millones de bolívares y 860 millones de dólares “a proveedores argentinos que no son calificados como residentes argentinos, por tanto, no pueden ser beneficiarios de pagos a través del fideicomiso”. Este acuerdo financiero permite que parte de la plata que la Argentina paga por la importación de fuel oil venezolano se use para financiar compras de maquinarias o tecnologías argentinas. Tampoco se sabe qué pasó con ese consejo de los técnicos de PDVSA.

En cambio, el informe dice que la proyección de pagos en dólares a empresas de la Argentina era de 632 millones de dólares para el 2013. Y precisa dos pagos de casi 10 millones de dólares para Consular Latino Consult, la empresa integrada por conocidos de Santa Cruz del ministro de Planificación, Julio De Vido.

Ahora, este megaescándalo binacional podría ser el disparador de una crisis institucional que tal vez culmine con la renuncia de Maduro, según estiman fuentes estadounidenses. Además de ser el operador integral del funcionamiento del acuerdo, De Vido era el que llevaba adelante la mayor parte de las conversaciones con Chávez, con quien tenía una gran intimidad.

De acuerdo al plan que estaría en ejecución, el procesamiento de De Vido en Buenos Aires sería usado para dinamizar el estallido del escándalo del convenio bilateral entre Argentina y Venezuela.

De más esta decir que difícilmente CFK quede al margen del impacto judicial que provocaría esta situación.

Todo esto sin mencionar que el ex titular del OCCOVI (ente que regulaba las autopistas) Claudio Uberti respondía plenamente a De Vido en sus viajes con Antonini Wilson, que terminaron al descubrir la aduana argentina uno de los varios cargamentos de dólares efectuados.

Por Carlos Tórtora para Informador Público