Image default

Aseguran que más de la mitad del precio de la yerba va al Estado y los comercios

A mayor suba que paga el consumidor, el sector productivo tiene una participación decreciente en el negocio. Y es más presionado para bajar precios

El Estado (Nación y provincias) a través de diversos impuestos, así como la cadena de comercialización (grandes supermercados y venta minorista en distintos puntos del país) se quedan con casi el 60 por ciento de los fondos generados por la yerba mate.
Así, mientras el sector productivo (desde plantadores a industria) reparte unos 28 pesos por kilo (valor de salida de molino), hasta el consumidor el precio final crece en más de 30 pesos (tomando un valor promedio país de 61 pesos por kilogramo en góndola). Es decir entre el Estado y el último eslabón de la cadena comercial concentran un 56,51% del valor que finalmente paga el consumidor.
Los datos surgen a partir de un entrecruzamiento de estimaciones de los sectores intervinientes en la cadena productiva: productores, secaderos y molinos. Coinciden en que el Estado con impuestos y las exigencias de la cadena de comercialización fue concentrando mayor protagonismo en los últimos años. En las consideraciones sobre la participación de ganancias, se reconoció la falta de información actualizada que manejan los diversos eslabones. También el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) informó que no posee un estudio detallado sobre el reparto de fondos de cada sector por kilo de yerba mate consumido.
Pero en concreto, desde la producción al consumidor, se observa un fuerte contraste de valores y de ganancias para cada actor interviniente en el logro de cada kilo de yerba mate envasada .
Uno de los estudios con mayor seguimiento sobre la distribución del precio de cada paquete de yerba mate fue aportado desde la Cámara de Molineros de Yerba Mate de la Zona Productora. El trabajo realizado por el ingeniero agrónomo Roberto Montechiesi analizó hasta febrero de este año la división de porcentajes en un kilogramo de yerba mate en góndola, con un valor de 46 pesos y a una yerba canchada de 15,79 pesos.
El trabajo indicó que toda la cadena productiva genera un valor de 26,72 pesos por kilogramo de yerba mate envasada a salida de molino. Luego entre el sector comercial y Estado se concentra un porcentaje de 42,34%.
La diferencia es que a mayor valor final, la participación de estos sectores crece por ventas y en reparto de impuestos. Así, si hay yerbas (como en la actualidad) que superan los 60 pesos  el porcentaje de reparto entre los dos últimos eslabones pasa a ser mayoría.
Por caso, usando un promedio de un estudio reciente a valor promedio país de 61 pesos, la participación del comercio y Estado llega al 56,42%.
“Sólo el Estado se queda con una participación cercana al 40 por ciento. Ocurre que es difícil estimar su peso total porque se va agregando en diversas instancias de la producción y del negocio yerbatero. Le sigue en importancia el sector de la comercialización que es a su vez el que presiona para que los precios no sólo no aumenten, sino que se vayan reduciendo”, explicó un profesional contable asesor de empresas yerbateras.
Por otro lado desde el sector productivo se estimó que el productor obtiene de ganancia neta cada tres kilos de hoja verde un valor de 6,90 pesos.

Calidad en peligro
Al no poder elevar los precios desde el sector productivo e incluso soportando desde los grandes comercios la presión para bajarlos aún más, también la calidad de la yerba mate peligra. Así, desde algunos sectores cercanos al trabajo industrial se advirtió que más empresas están adicionando palitos (y su polvo) de yerba mate para elevar el rendimiento por kilo producido. Pero con esta práctica el sabor y la calidad de la yerba mate en general se está perjudicando y representa una amenaza que puede hacer caer el consumo de la infusión nacional. De hecho según reportes que manejan algunas industrias en 2015 se observó una baja en el consumo interno del 4% debido al traspaso de los consumidores yerbateros a otras infusiones.

Reparto y precios incumplidos

Representantes del sector productivo facilitaron los últimos datos relevados por una consultora privada respecto del precio promedio de la yerba mate en góndola en todo el país y lo que recibe cada eslabón de la cadena.
Así, según el estudio privado, para marzo 2016, se relevó un precio promedio de 61 pesos para la yerba de un kilo en góndola. Mientras que a salida de molino, el kilo de yerba fluctuó entre 26 y 28 pesos, en secaderos quedó a $16 y la hoja verde por kilo 4,20 pesos.
Cabe señalar que para producir un kilo de yerba mate canchada se requieren unos tres kilos de hoja verde, por lo que el productor recibe $12,60. De ese importe hay que separar un 60%, que según estiman yerbateros, va para la tarefa y transporte. Por lo que la ganancia neta se reduce a unos 6 pesos.
Cabe recordar que el sector productivo mantiene el estado de alerta por la falta de precios y del pago en efectivo del cultivo. En distintas asambleas que realizaron en la provincia, denunciaron que reciben menos del precio oficial ($4,27 vigente hasta el viernes) y se extienden los plazos de pago que llegan hasta 310 días.

Fuente: El Territorio