Image default

Argüello: “Argentina va a agotar todas las instancias para evitar el default”

El embajador argentino en Washington se refirió a las divergencias entre Argentina y la potencia del Norte en torno a la situación en Venezuela, y relativizó el impacto que la intervención de Vicentin pueda tener en inversores estadounidenses.

El embajador argentino en Washington, Jorge Argüello, planteó este lunes la necesidad de que los ” acreedores adviertan que la capacidad de pago del país tiene un límite”, destacó los esfuerzos de la Argentina por “agotar las instancias para evitar el default” y confió en que se alcanzará un “acuerdo sustentable” con los tenedores de bonos.
“Existe una instrucción precisa del presidente Alberto Fernández: agotar las instancias para evitar el default y llegar a un acuerdo, siempre garantizando su sustentabilidad”, dijo Argüello y evaluó: “Si no fuera así, no valdría la pena comprometer al país en algo que todos saben que sería de imposible cumplimiento. Ya hemos visto esa película, recientemente”.
Tras el anuncio del viernes pasado del gobierno nacional de extender al 19 de junio el plazo para las negociaciones con los tenedores de bonos emitidos bajo legislación extranjera, el diplomático argentino se mostró confiado en que el país alcanzará un “acuerdo sustentable” que permitirá “retomar una senda de crecimiento sostenible”.Ante la nueva oferta que -se espera- el ministro Martín Guzmán presentará esta semana a la Securities & Exchange Commissión (SEC), Argüello planteó la necesidad de que los “acreedores adviertan que la capacidad de pago del país tiene un límite” y destacó los esfuerzos de la Argentina por “agotar las instancias para evitar el default”.”El equipo que lidera Guzmán hizo un trabajo minucioso, paciente, buscando abrir todas las instancias de diálogo posibles para lograr un acuerdo que nos permita recuperar la sustentabilidad externa de la economía”, aseveró.
En este sentido, en una entrevista con Télam, Argüello agregó: “Tenemos la tranquilidad de haber obrado siempre de buena fe, sabiendo que eso en la mesa de negociación significa comprometerse a lo que el país puede cumplir”.Además, En ese contexto, insistió con que los acreedores también deben “advertir que la capacidad de pago del país tiene un límite y ésa es una restricción del ejercicio insoslayable para sus pretensiones”.

Con todo, se mostró optimista en “poder resolver este problema pronto y, de esa manera, avanzar en la resolución de otros tantos desafíos”.

Tras recordar que el respaldo del presidente Donald Trump a la Argentina fue “altamente positivo” en el inicio del proceso de renegociación, Argüello aseguró que las autoridades de Estados Unidos “desean tanto como deseamos nosotros que puedan converger las posiciones de las partes en esta etapa final de la negociación para dar vuelta la página y poner a la economía argentina nuevamente en una trayectoria de crecimiento sostenible”.

Por último, Argüello destacó la actitud asumida por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien intercedió ante el titular del fondo de inversiones BlackRock, a pedido del presidente Fernández.

“Es una negociación donde lo que se defienden son intereses pero que, como en todo ámbito de la vida, las relaciones personales juegan un papel. La excelente relación de los presidentes Fernández y López Obrador y de éste con el CEO del mayor fondo inversor del planeta abrió un canal de comunicación que puede ser útil para lograr un mayor entendimiento recíproco”, valoró Argüello.