Image default

Arcioni y su renuncia: “La crisis económica llegó a Chubut para quedarse”

Mientras los rumores sobre su posible renuncia siguen sin despejarse, el gobernador Mariano Arcioni reconoció que tiene un déficit de caja en las cuentas públicas de 740 millones de pesos mensuales, situación que no se revertiría a lo largo del año y que complicaría aún más la ya dificil situación política provincial.

El gobernador Mariano Arcioni reconoció que tiene un déficit de caja en las cuentas públicas de 740 millones de pesos mensuales y advirtió que “esta crisis llegó para quedarse por lo menos hasta octubre o noviembre”, plazo que estableció para poder “encauzar las finanzas” en su distrito.

Arcioni aseguró que lo “desvela el no poder pagarle el sueldo a los empleados públicos como corresponde”, y agregó que no tiene “más remedio que pagar de forma escalonada porque la provincia no tiene recursos”.

A poco de cumplir seis meses como gobernador del Chubut, cargo que asumió el 1 de noviembre tras el fallecimiento de Mario Das Neves, el mandatario se definió como “el continuador, aunque con medidas antipáticas que me vi obligado a tomar”.

“Me quita el sueño pagar el sueldo a los empleados públicos y es frustrante no poder hacerlo, pero tampoco me puedo agotar en eso porque no nos podríamos desarrollar, pero la verdad que me saca de eje”, reconoció.

Frente a las críticas de su propio partido por las medidas de ajuste que debió implementar, reiteró que si bien se considera “la continuidad de Das Neves, hay una realidad muy distinta a la (gestión) anterior”.