Image default

Arcioni quiere despegarse de Torres Otarola e inicia un sumario en Familia

Primero la defendió, la quiso ratificar en el cargo y ahora la desconoce.

Ante la gran repercusión de la causa judicial que tiene como protagonista a la exministra de Familia de Chubut, Cecilia Torres Otarola, ahora el gobernador Mariano Arcioni quiere despegarse de la exfuncionaria, y su ministro de Gobierno afirma que se ha iniciado un sumario en el seno del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, lo que resulta llamativo, dado que la investigación judicial lleva casi un mes y durante ese tiempo, el titular del Ejecutivo defendía a la exfuncionaria e incluso le costó la salida del Secretario General de la Gobernación, Andrés Meiszner.

“Acá no se habla de corrupción sino de defraudación al Estado”, dijo el ministro Grazzini, como si se tratara de cuestiones diferentes, cuando los actos que se le endilgan a la exfuncionaria implican un acto de corrupción porque si se confirma que contrató personas que nunca cumplieron funciones, se trataría sin dudas de un hecho de corrupción.

Papelón nacional

Este viernes, la causa que investiga los presuntos ilícitos en los que habría incurrido Torres Otarola en connivencia con otras personas que, aun ahora, cumplen funciones en el Estado, fue expuesta más allá de las fronteras de Chubut a partir de la divulgación en medios de alcance nacional.
La situación expone al gobernador Mariano Arcioni, ya que la consecución de hechos que se le atribuyen a la exministra, pone de manifiesto la ausencia de control del Estado, y deja al desnudo la falta de gestión política.
Un dato que resulta evidente es que resulta necesario evaluar cuántos “ñoquis” hay en el Estado de Chubut, ya que todo parece indicar que lo de Torres Otarola no sería un caso aislado.

La causa

El fiscal Omar Rodríguez que investiga a Torres Otarola, advierte que se ha “corroborado que una gran parte del equipo que ella fue nombrando ni siquiera reside en la zona, no son de acá, viven en Buenos Aires y cobran el sueldo desde allá”, explicó el fiscal.
“Haciendo el cálculo de los años que estuvo como diputada hasta ahora, la secretaria que prácticamente oficiaba de niñera, depositó cerca de 1,5 millón de pesos”, explicó Rodríguez, al tiempo que agregó que se hay pruebas suficientes para demostrar que en el Ministerio la exfuncionaria tenía el mismo “modus operandi” que cuando formaba parte de la Legislatura Provincial.
En este sentido, Rodríguez aseveró que “esto no es un problema de que alguien se equivocó o tuvo malas decisiones en la economía de la Provincia. Esto es producto de la corrupción sostenida en el tiempo. Cuando hay un entorno como este, que está podrido, es muy difícil salir adelante”, concluyó.

 

Fuente: El Diario