Image default

Arcioni: “Quienes trabajen van a seguir cobrando las horas guardia y las horas cátedra”

El gobernador Mariano Arcioni afirmó hoy que la “prioridad” es revertir la situación de la obra social Seros y asegurar su funcionamiento, a la vez que valoró el diálogo abierto con los representantes gremiales de distintos ámbitos y reiteró que “los sueldos del mes de febrero se pagaron todos con recursos propios, en 20 días”.

En cuanto al pago de las horas cátedra y horas guardia afirmó que “las van a seguir cobrando quienes realmente están trabajando; hay personas que no están contratadas o en planta y cobran horas, las vamos a regularizar caso por caso”.

“Es una modalidad que venía de muchos años y vamos a normalizar esta situación para que quienes trabajan cobren las horas guardia y horas cátedra como corresponde”, indicó.

“Hay que trabajar y dar prioridad a la Salud, Educación y Seguridad”, aunque enfatizó que “Seros es la prioridad número uno, siempre lo he dicho y lo ratifico”.

“No podemos tener la obra social cortada. Por eso estamos poniendo todos los esfuerzos, económicos y personales, para revertir la situación”, señaló. “Están trabajando el Ministerio de Economía, Seros y con todas las asociaciones de médicos, bioquímicos, para poder levantar esta medida”.

Arcioni insistió en que “vamos a hacer todos los esfuerzos para poder destrabar esto en forma urgente porque la obra social es una extensión del sueldo, del salario y no la podemos tener cortada”.

Sobre la reunión con referentes gremiales, el gobernador señaló que “lo importante es que se abrió el diálogo en conjunto, porque veníamos conversando con cada uno. Volvimos a demostrar que se prioriza el diálogo”.

“Siempre hablamos con la verdad y buscando el entendimiento de todas las partes. Uno entiende, comprende y agradece, que se han manifestado con tranquilidad, pero lo importante es el diálogo, el consenso y la racionalidad por sobre todas las cosas”, expresó. “Siempre estamos abiertos al diálogo, y vamos a buscar entre todos la solución, no podemos buscar soluciones mágicas y lo saben muy bien”.

En tal sentido, Arcioni dijo entender el reclamo de los empleados públicos, aunque aclaró que la provincia no tiene “una máquina de fabricar dinero”. De esa forma esquivó hablar de posibles aumentos para este año.

Por otro lado, aseguró que tras el diálogo con el sector de Farmacias ya se ha levantado la medida de fuerza con la prestación de la obra social SEROS y el próximo lunes ocurriría lo mismo con los médicos, luego de los depósitos que se están realizando y las conversaciones con el contador Miguel Arnaudo.

“Hemos hecho un depósito y anunciamos que en Farmacia se levantó la medida de fuerza y el lunes con los médicos. Vamos a dar prioridad a la obra social. No puedo permitir que la obra social esté cortada y estamos trabajando para revertir esta situación que es complicadísima”.

Insistió que “el lunes aspiramos a que ya se levante todo tipo de medida de fuerza con la obra social”.

Respecto a los reclamos salariales de los empleados públicos y las quejas por el pago escalonado dijo que “son justos porque quieren mejores condiciones laborales, aumentos, pero hoy la realidad el 100% de los empleados han cobrado y con fondos de esta provincia. Se nota el esfuerzo y uno aspira a esa coherencia y razonabilidad. No se persigue al empleado, uno busca emprolijar el Estado”.

Sobre el encuentro mantenido con los gremios indicó que “uno está acá firme y le pone lo que hay que poner. Estamos pensando y trabajando. Cuando uno escucha que no hay diálogo, la cantidad de ministros que van a Legislatura, incluso con el presupuesto. Hay una conversación nunca antes vista”.

Y manifestó que “la provincia no tiene una máquina de fabricar dinero, lo escucharon al ministro de Economía con la cantidad de dinero que comenzó la semana la provincia”.

Sobre si habrá aumentos salariales indicó que “la paritaria no es solo aumento, hay muchas cosas como las horas cátedra, horas guardia, muchas cuestiones laborales, no es solo concentrarse en lo salarial”.

El mandatario lamentó la convocatoria a un nuevo paro general.

“Me duele porque estamos trabajando con cada representante gremial. El paro no es bueno para la Provincia ni para el diálogo, porque hablamos con sinceridad y mostramos los números y la realidad”, culminó en tal sentido.