Image default

Arcioni pidió la aprobación del Pacto Fiscal ante la Legislatura

El gobernador Mariano Arcioni expuso su primer discurso de apertura de sesiones en la Legislatura de Chubut, dando por inaugurado el 46º período legislativo. En la oportunidad, centró la primera parte de su alocución a solicitar a la asamblea parlamentaria que aprueben el Pacto Fiscal y la Emergencia Económica, brindando un pormenorizado detalle acerca de las dificultades que acarrearía a la provincia no aprobar el Pacto. Luego se refirió a la millonaria inversión petrolera comprometida por el sector, la creación de fuentes de empleo y el aumento de recaudación por regalías.

Arcioni, efectuó un pormenorizado análisis de la situación económica y financiera en la que se encuentra la Provincia, y ante el pleno del Parlamento presidió el 46° período de sesiones ordinarias de la Legislatura del Chubut y, ante los 27 diputados provinciales y los palcos colmados, aseguró que tiene “la tranquilidad de saber cómo abordar y salir de esta crisis, cómo sacar la Provincia adelante”.
En el recinto, en el que se instalaron banderas y carteles recordando a Das Neves, estuvieron presentes funcionarios de los tres poderes del Estado, integrantes del gabinete provincial, intendentes y jefes comunales, e invitados especiales.
En su alocución, el gobernador recorrió temas de actualidad, habló de la crisis que afecta a la Provincia, y advirtió que para superarla se requiere “la valentía para enfrentarla, y también nuestra inteligencia para resolverla”.
Indicó también que “nada se resuelve por el camino de la confrontación, eso lleva a una decadencia y frustración difíciles de remontar”.

La crisis y las medidas

Arcioni consideró que la crisis actual no es “más ni menos profunda que otras, y lo único que importa ahora es resolverla y para eso está la política, con principios, valores, coraje, decisión y responsabilidad”.
“Vengo a decirles que tengo la tranquilidad de saber cómo abordar y salir de esta crisis. Cómo sacar la Provincia adelante y tengo la convicción que, para lograrlo, necesito de todos”, sostuvo.
El mandatario destacó que el gobierno “logró amplio consenso social para la aprobación del Consenso Fiscal y el complemento de la Emergencia Económica” y agradeció el apoyo de intendentes, jefes comunales, organizaciones sociales, empresarias, productivas, comerciales y gremiales”.
“Fueron gestos genuinos, no venían ni de la presión ni el apriete. No estoy acostumbrado a esas prácticas. Y nunca lo haré”, remarcó, para agregar que “no tienen por qué miles de chubutenses convertirse en rehenes de disputas políticas innecesarias, algunas de las cuales sólo sirven para dilatar en el tiempo las verdaderas soluciones”.
“No gana un gobernador cuando se aprueban leyes propias en este recinto, y nada se lleva un diputado cuando impulsa una votación y el resultado le es favorable. Los que ganan o pierden son los 500 mil ciudadanos a los que representamos”, dijo Arcioni al afirmar que “para mí hay valores que no deben perderse, ni aún en los intrincados laberintos de la política”.
El Gobernador sostuvo que “sólo expreso lo que me dictan mis convicciones, como un ciudadano común, ahora al frente de esta responsabilidad pública” y reiteró que “tengo en claro el lugar que ocupo, también por qué y por quién lo ocupo, y de qué manera tengo que honrarlo”.
Arcioni destacó que desde octubre del año pasado “se redujeron las emisiones de letras, logrando que el saldo emitido a la fecha disminuyera un 57 por ciento” y desde el inicio de la gestión “la deuda de Tesorería se redujo a la mitad, con el total ordenado a pagar”.

El Pacto Fiscal

Llegado el momento, el gobernador Arcioni abordó el reclamo ante los legisladores para que aprueben el Pacto Fiscal, afirmando que Chubut podría perder 5.350 millones si
la Legislatura no lo aprueba.
El titular del Ejecutivo advirtió que, si el Parlamento no aprueba el consenso fiscal, Chubut perderá en el presente ejercicio 1.850 millones de ingresos, y además corre el riesgo de tener que devolver otros 3.500 millones de pesos percibidos en los últimos cinco años en concepto del excedente del denominado ex Fondo del Conurbano Bonaerense.
El Gobernador reveló que, en caso de aprobar el Pacto, Nación compensaría a Chubut durante el presente año con 288 millones de pesos, producto del impacto por los mayores ingresos por ganancias y la pérdida por no coparticipar el impuesto al cheque.
“Nuestra Provincia no recibiría compensación alguna por no adherir al consenso ni coparticipación, pues el mismo ya no es coparticipable”, explicó el gobernador Arcioni.
Otra merma en los ingresos alcanzaría a los 188 millones durante el presente ejercicio, completó el mandatario.
En ese contexto, Arcioni informó que, en el rubro desistimiento de juicios contra el Estado Nacional, Chubut no tendría perjuicios. Explicó que actualmente existe sólo una demanda vigente “relacionado con la devolución del 15 por ciento por los años anteriores a 2016, no prescriptos, de las retenciones de la coparticipación del Pacto Fiscal de 1992, puesto que desde 2016 en adelante se resolvió la situación en los términos del acuerdo Nación-Provincias, suscripto el 18 de mayo de 2016”.
“Los restantes juicios que la Provincia había iniciado, y cuyo detalle consta en el informe 026 del año 2012 de la Fiscalía de Estado, fueron desistidos” en la gestión de 2011-2015, como contrapartida del Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas. “Ambos acuerdos fueron aprobados por la ley II N° 50”, completó el mandatario.
Aclaró que el desistimiento del único juicio existente en la actualidad “implicará a la Provincia acceder a los recursos de un bono, a emitir por Nación, que distribuirá 5000 millones en 2018 y 12.000 millones desde 2019 en adelante, durante 10 años para las Provincias”.
“Eso para Chubut representarán $ 92.258.847 en 2018 y 221.421.232 pesos desde el año próximo en adelante, durante diez años”, indicó el mandatario.

Fondo sojero

El gobernador explicó a los diputados provinciales que la no aprobación del Pacto Fiscal también significará una pérdida de ingresos por un total de 391 millones de pesos, de los cuales unos 130 millones de pesos se distribuyen actualmente entre los municipios de la Provincia.
“El denominado Fondo Sojero se distribuirá sólo entre aquellas jurisdicciones que adhieran y cumplan con el Consenso Fiscal”, explicó Arcioni, quien además aseguró que si el mismo se aprueba antes de que finalice el mes “los montos no girados a Chubut por Fondo Sojero y por compensación derivada de las modificaciones del Impuesto al Cheque le serían transferidas retroactivamente al primer día de enero del presente año”.

Ajuste del gasto

Arcioni anticipó que girará un proyecto a la Legislatura Provincial que establecerá que no se podrán aumentar los gastos 6 meses antes de terminar el gobierno. En su discurso, explicó que dicho proyecto se denomina “Reglas de fin de mandato” y que además apunta a “adoptar políticas tributarias tendientes a armonizar y no aumentar la presión impositiva”. El régimen descripto propende a “administrar las finanzas públicas con el objeto de converger al equilibrio financiero, a mejorar la sustentabilidad y calidad de los servicios públicos, al mismo tiempo promoviendo la actividad productiva”.
La iniciativa mencionada por Arcioni es una adhesión a las modificaciones acordadas por la Nación y las provincias a la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Reclamo de larga data

El titular del Ejecutivo aseguró que más allá de la relación institucional con el gobierno nacional “tengo la firme convicción de continuar con el reclamo a la Nación por el reconocimiento de una reparación histórica”, similar a la concedida a la provincia de Buenos Aires y que surge del porcentaje de coparticipación que se dejó de percibir desde la década del ´80.
“Voy a mantener vivo el planteo iniciado por el gobernador Das Neves cuando efectuó oportunamente la presentación de un trabajo técnico del Ministerio de Economía y Crédito Público de Chubut”, sostuvo el mandatario chubutense.