Image default

Arcioni: “la división entre el Valle y Comodoro la fomentó Buzzi”

Mariano Arcioni, vicegobernador de la provincia, hizo un balance de los primeros 100 días de esta nueva gestión y más precisamente de la tarea que viene realizando el Poder Legislativo que preside. 

En una entrevista para ADNSUR, Arcioni defendió las medidas de austeridad que tomó, y aseguró que detonaron la bronca de algunos diputados. Adelantó que seguirá firme en sus posturas, pero buscando el diálogo dentro de la Cámara. Y valoró la relación entre el gobernador Mario Das Neves y la ciudad de Comodoro Rivadavia, que dijo, sigue siendo tan buena como siempre.

¿Usted cree que las leyes de presupuesto legislativo y de inhabilitación de designar familiares en cargos públicos fueron una reacción del FPV y Cambiemos a sus medidas de austeridad?

Entiendo que esto nace cuando decidí como Presidente de la Cámara acompañar las medidas de austeridad, porque teníamos una deuda de 12 millones de pesos y ya se estaba conversando la ley de emergencia, y este poder es parte del estado. Ya se sabía que por la composición éramos una Cámara con muchas diferencias, y a partir de esas medidas evidentemente se incrementaron esas diferencias que eran de criterio y pasaron a ser confrontaciones más individuales.

¿Cuáles fueron esas medidas?

En primer lugar, no se eliminaron, sino que se suspendieron por resolución los gastos de bloque y los 24 pasajes aéreos anuales ida y vuelta a Buenos Aires. Los pasajes terrestres, que eran 26 mensuales, se redujeron al 50 %. Y se suspendieron los subsidios como también los gastos de comisiones, es decir, los viáticos de los diputados. A eso se refiere el gobernador cuando dice que los diputados perciben 161 mil pesos, sumando al sueldo de 60 mil pesos, más los 25 mil de gastos de bloque.

¿Usted tomó medidas que afectaron también al secretario legislativo y al habilitado?

En principio había decidido suspender los vehículos y los gastos de vivienda de ambos, pero después yo entendí también que era algo que se venía haciendo y que les correspondía, entonces luego di marcha atrás con esa medida. Y eso demuestra que de parte mía hay coherencia, y no tomé medidas para perjudicar a alguien, simplemente para marcar la austeridad que necesitamos desde el Poder Legislativo.

Con la ley de presupuesto que la Cámara se otorgó a sí misma, ¿se dio marcha atrás con esas medidas de austeridad?

Es así, con la ley de presupuesto se incrementó en un 65 % el gasto anual, que implica alrededor de 177 millones más, y también se crearon más cargos. Aparte se dejaron sin efecto las resoluciones que yo había tomado. De este modo se suspendieron los nombramientos que yo había designado, los directores de Despacho, de Prensa, de Protocolo y demás. Pero ahora las vamos a volver a solicitar y no va a haber inconveniente, porque son personas que la presidencia necesita para funcionar.

¿Y qué pasa con las designaciones de los asesores políticos de cada bloque, especialmente los cuestionados dentro del FPV, que son ex funcionarios de la gestión anterior?

Hasta ahora los diputados podían designar a dos personas como asesores, y ahora con la ley de presupuesto se incluyó también nuevos cargos, que es justamente el comentario de la mayoría de los vecinos, porque se han conocido los nombres, que son personas que han tenido una participación activa en la gestión anterior y hoy los quiere incorporar el FPV para contenerlos de alguna manera.

¿Pero son cargos políticos, es decir que se van con los diputados, o son de planta?

No, son cargos de planta política, pero aclaro que hubo una resolución de los primeros días de diciembre correspondientes a la gestión anterior de Mac Karthy, en la que se crearon 19 cargos más para planta permanente. Eso tiene un proceso de selección que marca el convenio colectivo de la Apel, en el cual tienen que ir a un concurso, que se hará ante una comisión evaluadora que integra el sindicato y demás. En su momento se entendió que estos 19 cargos los necesitaba la Legislatura para poder funcionar.

¿Y cuál es su opinión política de esta decisión de los diputados que según el gobierno han comprometido el presupuesto provincial afectando fondos que podrían ir a obras, por ejemplo

Yo entiendo que con una ley que aumenta un presupuesto en medio de una ley de emergencia económica y financiera que vive la provincia, va en total desintonía con lo que está ocurriendo en Chubut. Como dijo el gobernador, primero debe haber dinero para la insulina en los hospitales y para la infraestructura, cuestiones básicas para que funcionen los servicios del estado. Y si la gente ve todo lo que gana un diputado y quieren seguir ganando más, más privilegios y más cargos para contener, me parece que es una falta de respeto para los ciudadanos chubutenses.

Lo que dicen los diputados es que el gobierno exagera porque demandan apenas el 1,60 % del presupuesto, que de ninguna manera puede afectar los fondos públicos.

Es que afecta los fondos públicos, porque hoy la deuda de la provincia son 10.300 millones, y no hay dinero. Se está haciendo un esfuerzo tremendo para que esto funcione, el gobernador está trabajando y gestionando los 7 días de la semana. Gracias al cuidado del presupuesto de los primeros 100 días de gestión hoy el gobernador pudo anunciar la continuidad de la obra de Hospital Alvear, que estaba parado y eran 70 millones de pesos, como las obras del hospital de Rada Tilly, como la obras del acueducto de Comodoro Rivadavia, gracias a las medidas de austeridad y a tener una buena administración con los pocos recursos que hoy tiene la provincia.

¿Se hace muy difícil conducir las sesiones en este contexto? El otro día Touriñán le reprochó falta de imparcialidad.

Yo soy presidente de la Cámara y debo conducir a los 27 diputados. Soy muy respetuoso del reglamento, soy objetivo. Y el caso que usted alude, fue porque cuando a un diputado se lo menciona, por reglamento, ese diputado tiene la palabra. Tal vez algunos diputados no han leído bien el reglamento y por eso me lo han cuestionado. Pero yo doy la palabra a todo el mundo y dejo que se extiendan todo lo que necesitan. Soy de la idea que cada diputado se tiene que explayar en lo que crea conveniente.

Y como hombre de Comodoro, en estos 100 días de gestión, ¿cómo se va recomponiendo la relación del gobierno con una ciudad que le había sido adversa en las urnas?

La relación de nuestro gobernador con Comodoro Rivadavia siempre fue muy buena, cuando se ven todas las obras que ha realizado Das Neves en Comodoro se ve como lo ha tenido en cuenta. La antinomia famosa entre el valle y el sur, la ha utilizado el gobernador anterior, Martín Buzzi, para poder captar mayor cantidad de votos. Eso nunca existió y por suerte ha quedado demostrado en las obras que acabo de repasar. Como así también la decisión de la provincia de resignar el 2,5 % de las regalías para poder subsidiar los barriles de exportación, como prioridad para mantener las fuentes de trabajo en Comodoro. También es de destacar las gestiones de nuestro gobernador, junto con Linares, con Ávila y con Lludgar en Buenos Aires, que han llevado tiempo, y ese diálogo y esa sinergia ha llevado a que haya un acuerdo con Nación para mantener las fuentes de trabajo y dar un paso importante para seguir conversando, y queda demostrada la buena voluntad de todas las partes. Además el gobernador anunció que todas las obras que se hagan en Comodoro las van a consensuar con el intendente para que determine cuáles son las prioritarias de la ciudad.

Después de tener sentado al lado al presidente Macri en la sesión inaugural, ¿cómo ve la relación entre Provincia y Nación?

Es cierto que he tenido un debut atípico en la política, como en este inicio del periodo ordinario, tener sentado al lado al Presidente, fue un placer y un honor de que haya venido a presenciar el discurso de nuestro gobernador. Con eso queda demostrado el respeto político que se le tiene hoy a nivel nacional al gobernador, y también en cuanto a la calidad personal que tiene. Y esto se observa en la presencia de otros dirigentes, ya que en estos primeros 100 días han venido visitas de los referentes políticos más importantes, el propio Presidente de la Nación, pero también Sergio Massa del Frente Renovador, y Juan Manuel Urtubey del PJ. Eso también suma a que hoy, como dijo Massa, los 40 diputados de ese bloque en la Cámara de Diputados de la Nación, están a disposición de la provincia, y eso te demuestra que a través del consenso, no es necesario tener siempre un discurso alineado, y a pesar de tener diferencias, el respeto que se le tiene a nuestro a gobernador.

A los que dudaban de su capacidad política para el cargo, por su inexperiencia en la función pública, ¿con qué Arcioni se van a encontrar?

Primero soy un hombre firme en las decisiones, convencido en cada decisión que tomo. Soy muy respetuoso, no soy de confrontar, siempre voy a buscar el diálogo. Pero las decisiones que uno toma, como siempre a lo largo de mi vida, son firmes. Y siempre entendiendo que el lugar que me toca es un privilegio, que me siento honrado y estoy acá para el pueblo de Chubut.