Image default

Aranguren y su dinero en el exterior: “¿Para qué voy a traerlo”

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, quedó una vez más expuesto al admitir que tiene casi todo su patrimonio en cuentas extranjeras, al tiempo que Cambiemos sigue repitiendo la necesidad de “inversiones” en la Argentina. “Tiene que ver con la confianza que hemos perdido”, manifestó. Estas declaraciones las realizó en el programa de radio que conduce Ernesto Ernesto Tenembaum.

A pesar de que ya casi completó los aumentos de tarifas que permiten quitar los subsidios a la energía, que la pobreza bajó casi cinco puntos y que la economía creció 4,1% en enero, el ministro Juan José Aranguren aún no confía en que el país no vuelva sobre sus pasos. Por eso, cree que por ahora es más seguro mantener la plata fuera de la Argentina. “Sigo teniendo mi dinero afuera. A medida que recuperemos la confianza en la Argentina, regresaremos el dinero”, sostuvo ayer en declaraciones radiales.

“Casi todo lo que tengo afuera fue producto de una bonificación que recibía de mi anterior empleador, de acciones de esa empresa que estaba en el exterior”, agregó el ministro. Justamente Aranguren, ex CEO de Shell, estuvo en la mira por mantener las acciones de la petrolera aun cuando ya había asumido como ministro. El funcionario tiene el 83% de su fortuna de $104,7 millones en dos cajas de ahorro en el exterior: una en euros (en Holanda) con $27,6 millones y otra en los Estados Unidos con $60,3 millones, según la declaración jurada que presentó el año pasado. Su fortuna se había incrementado 20%.

Sin embargo, no es el único. Casi la mitad de los activos de los principales funcionarios del gobierno están en el exterior, según se desprende de sus declaraciones juradas.

El ministro habló de su patrimonio, luego de explicar los aumentos promedio de 32% en las tarifas de gas, que comenzarán a regir desde el domingo. Ratificó que el aumento que falta este año será inferior al 15%. El funcionario explicó que el precio del gas tiene tres componentes: el costo de producción, el transporte y la distribución, y los impuestos. “Terminamos con la etapa correspondiente a la Revisión Tarifaria Integral, que es la adecuación de la tarifa de transporte y distribución, que dividimos en tres etapas: abril y diciembre de 2017 y abril de 2018, para hacerlo en forma gradual. Y acá se acaba, a partir de ahora el incremento es por el índice de precios mayoristas, como está previsto en el marco regulatorio”, detalló.

Y el funcionario agregó al respecto: “Estimamos que en octubre, si hay un aumento, va a estar por debajo del 15%”, señaló. Aranguren, por otra parte, afirmó que 50% de la población va apagar $24 por día de gas en el invierno, es decir $720 por mes. El resto, abonaría menos. De los 8,1 millones de hogares conectados al gas, 1,8 millones tienen tarifa social. Los que menos consumen y no tienen tarifa social (la categoría R1) en diciembre pagaban $122 y ahora abonarán $165, un 40% más.

https://www.youtube.com/watch?v=EcSyNctL6Yw