Image default

Aranguren anunció un “barril criollo” Escalante a 47 dólares

El ministro de Energía de Nación confirmó ayer que el Gobierno nacional dispondrá de una baja de 8 dólares en el precio sostén del crudo Escalante. La determinación, que en las próximas horas se efectivizará por escrito, es un nuevo golpe a la actividad y a los puestos de trabajo, cuya defensa ayer generó una importante concentración en ruta 3 y 26. En tanto, el gobernador Mario Das Neves inició ayer negociaciones sobre el tema petrolero con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

El funcionario estimó que “en pocos meses, la industria petrolera deberá encontrar el precio de equilibrio con los mercados internacionales”, al hablar en el marco de la celebración del Día del Petróleo.

“La idea es que a partir de valores que hoy están alrededor de u$s 60 el barril para la cuenca neuquina alcance un precio de equilibrio con el internacional asumiendo que va a estar en u$s 55 probablemente hacia mediados de 2017”, indicó Aranguren.

“Cuando se alcance la paridad internacional, el mismo acuerdo lo va a prever, pasados 15 días, se libere y no sea necesario un precio sostén, salvo que baje nuevamente. Y en ese caso, se va a dejar un precio sostén de u$s 55 para la cuenca neuquina y de u$s 47 para el crudo Escalante”, dijo el ministro.

Aclaró que “estamos hablando de precios en dólares, y el crudo se paga en pesos”. Entonces, afirmó, “puede ocurrir que el precio del crudo baje en dólares, pero suba en pesos”.

Aranguren dio una pista al referirse también a las naftas y los gasoil, y precisó que “la inflación terminará en 40 por ciento este año, mientras los combustibles subieron 31 por ciento”.

El presidente del Instituto Argentino del Petróleo y Gas (IAPG), Ernesto López Anadón, afirmó que la producción de hidrocarburos no es competitiva porque los costos industriales, en el país, están muy por encima de los internacionales.