Image default

Antes de hacer ejercicio: ¿desayunar o no?

Nutrición y ejercicio son aliados inseparables para la salud. El ejercicio tonifica, desintoxica y oxigena el organismo. Y en cuanto a la alimentación, lejos de lo que suele creerse, es necesaria justo antes de ejercitarse en la mañana, ya que durante la noche bajan los niveles de azúcar en sangre y de energía. Por eso, para un mejor rendimiento durante la actividad física, es importante proveerle al organismo el “combustible” energético de un desayuno que aporte carbohidratos, proteínas y minerales, pero que a la vez  sea bajo en grasas.

Liviano pero poderoso

Un desayuno equilibrado y nutritivo le otorgará al cuerpo energía sin sensación de pesadez, además de saciedad, sin perder fuerza ni agilidad. Para esto es ideal que incluya yogur, un alimento de digestión rápida que a la vez resulta sumamente práctico en cuanto a su consumo.

¿Qué te parece esta idea?

* 1 vaso de yogur

* 1 compotera con frutillas y 1 banana en rodajas

* 1 taza de copos de maíz mezclado con fruta seca (almendra, nueces)

Todos estos alimentos aportan calorías (energía) pero son bajos en grasas saturadas. Además, con el yogur estaremos incorporando proteínas de muy buena calidad; calcio,y , vitaminas (A, D, B1 y B2) , con las frutillas vitamina C , E y Betacarotenos, y la banana es fuente de potasio . Por su parte, los copos de maíz aportan magnesio, fibra y vitaminas; mientras las frutas secas brindan fibras y ácidos grasos esenciales,. Todos los nutrientes mencionados son claves a la hora de planificar una alimentación saludable adecuada a una rutina de ejercicio físíco.
Hay que tener en cuenta que el desayuno debe ser más o menos copioso en función de las características de cada persona y del desgaste físico al que se someta. También puede variar según el tipo de entrenamiento que se vaya a realizar. Si se trata de un trabajo de musculación, el desayuno debería incluir un alimento rico en proteínas; mientras que si se realiza una sesión cardiovascular o de larga duración (correr, andar en bicicleta, patinar, hacer spinning o jugar un partido de fútbol), no pueden faltar los carbohidratos de media y lenta asimilación.Según el tipo de ejercicio

*Mónica Sandler es Licenciada en Nutrición (M.N. 5551)