Image default

Angelici se alía a Rosatti y sigue acumulando poder

El operdador judicial del gobierno, que es el blanco preferido de las críticas de Elisa Carrió, el presidente de Boca Juniors Daniel Angelici, no se detiene en su meteórica acumulación de poder, con un estilo audaz y arremetedor, muy diferente de los métodos cautelosos que imperan en la dirigencia del PRO. El caso es que el ubicuo dirigente de Boca, propietario de bingos, hoteles y de una red de negocios diversos, estaría ahora funcionando en tándem con el candidato a ministro de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, quien acaba de publicar su libro -no precisamente jurídico- “Historia de Boca Juniors”, donde se prodiga en elogios para Angelici.

La relación entre ambos no sería antigua pero sí cada vez más intensa. Rossati no sólo es candidato del gobierno a la Corte sino eventualmente a presidirla, ya que Mauricio Macri mantiene una pésima relación con Ricardo Lorenzetti. De avanzar este proyecto, Angelici se colocaría en el medio de la relación entre las cabezas del Ejecutivo y el Poder Judicial.

La puesta en marcha de este nuevo esquema puede diferirse porque el tratamiento por el Senado de los pliegos de Rosatti y Carlos Rosenkranz -el otro candidato del gobierno para cubrir las vacantes producidas por los fallecimientos de Enrique Petracchi y Carmen Argibay- podría demorarse. El motivo serían las incipientes negociaciones con la UCR para ampliar por ley la Corte a 7 miembros, con lo cual este último partido negociaría quedarse con una de ellas.

Otras movidas

Mientras tanto, Angelici espera el próximo lunes dar otro paso y ganar la elección de autoridades del Colegio Público de Abogados, en alianza con Jorge Rizzo, quedando así como vicepresidente segundo de la institución. La nueva trama de relaciones jurídicas del boquense, que controla a través de Martín Ocampo el Ministerio de Justicia de la Capital, incluye un operador en común con Rossati. Se trata de Silvio Robles, que carga con un currículum que no lo ayuda, porque trabajó junto a Ricardo Jaime, Felisa Miceli y José Sbatella, tres ex funcionarios K investigados en causas por corrupción. En el caso de Jaime, está preso y Miceli ya obtuvo una leve condena por su famosa bolsa con dólares en el baño de su despacho de Ministra de Economía.

La alianza entre Rosatti y Angelici no agotaría en lo más mínimo la ofensiva de éste para colocar piezas claves en los resortes de poder claves del estado, ante el asombro de muchos dirigentes macristas que ven cómo su poder crece día a día. Otro boquense ilustre, el Fiscal Federal Carlos Stornelli, que se desempeña como jefe de seguridad del club, estaría siendo promovido por Angelici para reemplazar a Patricia Bullrich en el Ministerio de Seguridad, donde estaría haciendo un papel menos que mediocre.

La ofensiva de los jueces federales contra la corrupción, que en algunos casos está salpicando a miembros del gobierno, ayudaría a que Macri recurra cada vez más al talento de Angelici para solucionar problemas en forma práctica y rápida.

Por Carlos Tórtora para el Informador Público