Image default

Angelici, Blanco, D’Onofrio y Lammens vs. Moyano: Se agita el posgrondonismo

Julio Grondona murió sin lograr resolver la crisis del fútbol argentino que él mismo ayudó a provocar: desfinanciación de los clubes a favor de los dirigentes y de la AFA, violencia en las tribunas, ausencia de profesionalismo en la gestión y abuso del clientelismo.

Sus herederos se disputan cómo continuar el negocio. El G5 (Boca Juniors, River Plate, San Lorenzo de Almagro, Racing Club e Independiente de Avellaneda) quieren liderar la próxima etapa aunque discrepan al respecto, tal como pudo apreciarse en el debate al que concurrieron en el canal TN (“A 2 Voces”). Los presidentes de River, Rodolfo D’ Onofrio; de San Lorenzo de Almagro Matías Lammens; de Racing, Víctor Blanco; y de Boca, Daniel Angelici, defendieron el polémico proyecto de creación de la SúperLiga del fútbol argentino que, según ellos, tiene como objetivo mejorar los ingresos a las tan golpeadas cuentas de la AFA y de los clubes de Primera División. Sin embargo, el titular de Independiente, Hugo Moyano se mostró contrario a esta iniciativa por considerar que perjudica a los clubes chicos debido a que los mismos dependen de los ingresos por la televisión. Moyano consideró que la nueva propuesta generará una fuerte división entre la AFA rica y la AFA pobre. Sabe además que esos clubes lo apoyan en su campaña de presidir la entidad. Si no hay coincidencia con el tema de la liga, poco podrán hacer con los barras bravas, tema que poco se tocó entre los presidentes. También está la discusión de la profesionalización, no queda claro que se logre sólo con la Superliga. En suma, un cruce de presidentes de clubes que dejó muchas dudas y panorama incierto.

La AFA se encuentra sumergida en una crisis política y financiera en apariencia sin salida desde que murió Julio H. Grondona yfalta un mes para que se lleven a cabo las elecciones para elegir un nuevo presidente. En el medio está el tema barrabrava, el torneo de 30 equipos, la idea de la Superliga, Fútbol Para Todos, el endeudamiento fenomenal de los clubes, etc., etc. En ese marco, los

defendieron el proyecto de creación de la Súperliga en el fútbol argentino porque consideran que podría generar recursos suficientes para financiar a los clubes. En tanto, el titular de Independiente,Hugo Moyano, rechazó la iniciativa por considerar que se perjudican a los clubes chicos y advirtió que la nueva propuesta generará una fuerte división entre la AFA rica y la AFA pobre. Moyano cuenta con el apoyo de esos clubes para su proyecto presidencial.

En declaraciones al programa a Dos Voces que se emite por la señal de cable TN, el presidente de Boca expuso que quiere una Superliga con el auspicio de Nike y defendió el proyecto por considerar que “tenemos que copiar lo que funciona bien el mundo” y añadió que “hay muchos países como Inglaterra, Alemania, Italia, Francia, Colombia, Chile y México que funcionan como ligas profesionales”.

Por lo tanto, el titular la institución de la ‘Ribera’ apuntó a que “debemos ordenarnos y profesionalizarnos” y aseguró que “nos va a permitir tener mayores recursos. Poder estar auditado y poder ser solidarios con todos los equipos pero con un orden”; reconoció que “la situación económica y financiera que atraviesa el fútbol argentino es grave”.

En consecuencia, D’Onofrio se mostró en sintonía con su par de Boca y señaló que “el proyecto que nos puede permitir transformar el fútbol argentino” y exhortó a que “tenemos que hacer un cambio en serio. Es un cambio que no excluye a nadie”; enfatizó que “esta idea es para que todos participen. Es un campeonato que no va ser de treinta equipos. Es un campeonato dónde va a estar la B Nacional y vamos a tener recursos para las categorías C y D para la liga del interior”; dejó en claro “acá no se excluye a nadie”.

De ahí, el presidente de la entidad de Boedo, Matías Lammens, opinó que la Superliga “es un salto de calidad y cualitativo en cuanto a los ingresos y a lo que pasa en AFA” y sostuvo que “los clubes chicos recibirán mucho más dinero de lo que están recibiendo hoy”.

Además, al máximo dirigente racinguista, Víctor Blanco insistió en la idea del nuevo torneo de fútbol porque “es un salto de calidad. La idea es generar mayores recursos y con la TV los ingresos se repartan en la primera división y en la segunda división” y remarcó que “los clubes de primera división tenemos que empezar a gestionar y a organizarnos”.

Sin embargo, Hugo Moyano rechazó la propuesta y adelantó que “puede tener perjuicios y puede causar dos AFA que son la rica y la pobre. Esto es una división porque el que maneja la plata maneja todo” y apuntó a que “no podemos cometer un error que es perjudicar a los clubes”.

El sindicalista y presidente de Independiente señaló que “los clubes grandes resuelven sus problemas pero cuando los clubes chicos se caen es difícil levantarlos” y resaltó que “esto se tiene que hacer una vez que se elija presidente en la AFA. No se puede hacer antes”.

No obstante, Rodolfo D’Onofrio afirmó que la idea de la Superliga “no es una privatización es mayor eficiencia” y puso énfasis en que “hay que generar puentes” y apuntó a que “no hay que generar divisiones”.

Por consiguiente, el presidente de River dejó en claro que “este proyecto es enriquecedor. Nos estamos inventando nada. Estamos entrando al primer mundo”.

Asimismo, Matías Lammens puso como ejemplo en que “la distribución de recursos es para todos igual. El 25 por ciento por mérito deportivo y 25 por ciento por méritos y caudal de socios” y vaticinó que “el año que viene Godoy Cruz y Lanús tendrían el mismo dinero que River y Boca. Eso explica por dónde camina esa liga”; volvió a mentir en que “para los clubes grandes, los recursos de la televisión nos representa un porcentaje bajo. El principal ingreso que tenemos en los clubes es la masa societaria. En eso sí, nos diferenciamos y nos apartamos del resto de los clubes”.

También, el presidente de River declaró que este proyecto “no tiene nada raro. Es algo muy simple; Mezclar las elecciones de la AFA con este proyecto no tiene nada que ver porque la AFA necesita un muy buen presidente. Un gran proyecto. Un gran equipo y un presidente. Sin proyecto y sin equipo no me sirve ningún presidente”; e insistió en que “este modelo hay que cambiarlo”.

Por otra parte, Hugo Moyano se preguntó “¿por qué se quiere hacer antes?. No hemos salido todavía de la crisis. No tenemos confianza. No sabemos quién es quién. Quién está en condiciones de conducir o no AFA. Una vez que se haya elegido el nuevo presidente de la AFA, ahí se debe discutir todo”.

Otro de los temas que no estuvo ausente fueron los de la violencia en el fútbol y la vuelta de los visitantes a los estadios. Por eso, el presidente de San Lorenzo reconoció que “no tener visitantes no ha sido la solución”.

Mientras que Daniel Angelici apuntó a que “tenemos que conseguir inversiones para poder invertir en infraestructura de seguridad” y subrayó que “el público visitante puede volver. No es una decisión nuestra. Es una decisión de la seguridad”.

Por Urgente24