Image default

Andrea Rincón: “Nunca me sentí tan tarada como bajando una escalera con plumas”

Andrea Rincón saltó a la fama gracias a su paso por la casa de Gran Hermano, en 2007. Y apenas se hizo conocida, su voluptuosidad le abrió el camino hacia las tablas. Rápidamente, se convirtió en la vedette favorita de Moria Casán, quien la apadrinó por un largo tiempo. Sin embargo, ella no tiene muy buenos recuerdos de esa época.

Mientras espera el debut de La leona, la nueva ficción que protagonizará Nancy Dupláa, Andrea Rincón dio una entrevista a Tatiana Schapiro, en la que habló de su presente laboral, la relación su familia y la lucha contra las drogas. A la hora de preguntarle cuál fue el trabajo más raro que realizó respondió: “Bajar una escalera con plumas”

—¿Sí? ¿Es tan raro?
—Es que es ridículo, es inaudito. Explicame qué tiene de artístico bajar una escalera con plumas. O sea, nunca me sentí… Perdón por la palabra, nunca me sentí tan tarada en la vida como bajando una escalera con plumas. La tenía que llevar, entonces hacía cara de payasa.
 
—¿Me repetís el movimiento?
—Era como una cosa toda así (muestra con el cuerpo)… Además no sabés cómo pesa el espaldar. Encima estás con un conchero, con un tetero, que no sé si se dice así, pero sino lo bauticé “tetero”, y las plumas. O sea que estás totalmente… El pudor, más teniendo que hacer la boludez esa, porque la verdad que es totalmente ridículo, la verdad que eso es lo más lo que más tarada me hizo sentir en la vida. Ridícula.