Image default

Amalia Granata dejó el partido con el que consiguió su banca de diputada

La política mediática anunció que rompió con cuatro de los integrantes de “Unite”, pero formará un bloque con su colega Betina Florito

Antes de asumir como diputada provincial electa de Santa Fe Amalia Granata renunció al bloque que pretendía integrar con otros cinco legisladores y decidió armar su propia bancada en la Cámara baja santafesina.
Según informó Granata, abandonará el grupo político Unite por la Familia y la Vida y desde el 5 de diciembre integrará uno nuevo denominado Somos Vida. “Estamos acá́ para representar a los casi 300.000 santafesinos que confiaron en nosotros, que están cansados de que los políticos de siempre prometan soluciones y fracasen una y otra vez. Queremos que la política deje de ser una casta. Para abrirle paso a más santafesinos que puedan ser representados”, afirmó Granata en su perfil de Facebook.El caudal de votos de la lista de Granata permitió el ingreso a la Cámara baja santafesina de seis diputados pro vida: la fonoaudióloga Betina Florito, el pastor evangelista Walter Ghione, el abogado vinculado a la Iglesia católica Nicolás Mayoraz, el docente evangelista de la UTN Juan Domingo Argañaraz y la médica clínica Natalia Armas BelaviGranata anunció que el nuevo espacio lo integrará con Fiorito.“Desde el primer día tuve el afán de que ese sea el camino rector de un bloque que incluyera a los 6 diputados que resultamos elegidos, innumerables muestras de buena voluntad y predisposición al real trabajo en equipo. Lamentablemente, 4 de ellos, no comparten esta visión y han decidido tomar un camino separado”, escribió este lunes.

Y agregó: “Sabemos la política está llena de engaños y tentaciones. De falsas promesas y alianzas que se desarman y rearman al igual que se cambian convicciones como si fuera una remera. Pero a nosotros nos eligieron para luchar contra la política que se hace de espaldas a la gente, en recintos cerrados y no de frente, en la calle y de manera transparente. Nos eligieron por ser independientes y no pertenecer a ninguna estructura partidaria tradicional del color que sea”.

Granata tomó esta decisión semanas después de mostrarse con dirigentes del PRO rosarino, gesto que fue criticado públicamente por el pastor Ghione: “No cayó muy bien que se meta en la interna de otro partido”.

Pero también tomó esta resolución días después que fue involucrada en la gravísima denuncia de Anna Chiara, la hija de Andrea del Boca, por abuso sexual contra su padre, Ricardo Biasotti, ex pareja de Granata.

Rachel Holway, asesora legal de la actriz y reconocida luchadora contra la pedofilia, aseguró que la joven de 18 años contó ante peritos judiciales que su papá y Granata miraban pornografía en la cama con ella cuando era una niña.

Anna Chiara fue quien luego de ventilada la denuncia penal -que por ahora no incluye a la diputada electa- involucró directamente a Granata, al hablarle a Biasotti: “¿No te acordás cuando vos y tu novia dormían desnudos al lado mío?”, interrogó en un video difundido por el programa de TV Instrusos del canal América.

En el mensaje público a su padre, Anna Chiara afirmó: “Mandás a voceras que debés financiar para que te defiendan. No hay otra opción para defenderte. Decile a tu amiga Amalia que no mienta, que invierta su tiempo en educarse sobre los derechos de la mujer, que es más importante”.

Tras la grave acusación, la legisladora a punto de asumir el cargo público hizo un descargo en Twitter y otro entre lágrimas en Radio Mitre, donde es panelista del programa de Marcelo Polino. “Me presenté por mi cuenta, quiero renunciar a los fueros para que me investiguen a mí, a mi familia. No quiero que dejen un solo lugar sin investigar, pero quiero que sepan también que no me van a parar, hoy estoy rota, pero por mi hija, yo voy a salir adelante y seguiré defendiendo mis ideales, mis principios, el pañuelo celeste. Porque esto no es otra cosa que un carpetazo de la gente que no tolera que yo sea diputada. No me van a bajar”