Image default

Allanaron la empresa de gaseosas Manaos por presunta evasión impositiva de unos 900 millones de pesos

En total, se realizaron procedimientos en 14 domicilios administrativos y en la planta comercial. Se calcula que la evasión investigada por la AFIP puede alcanzar los $900 millones.

La planta comercial de la productora bonaerense de gaseosas Manaos y sus domicilios administrativos fueron allanados en las últimas 48 horas en el marco de una investigación de la AFIP por una supuesta evasión impositiva de 900 millones de pesos. El procedimiento fue ordenado por el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Nº 3 de Morón, a cargo de Néstor Barral. Según la AFIP, se realizaron 14 allanamientos a domicilios administrativos y a la planta distribuidora de la firma en el partido de La Matanza. La investigación reveló que la compañía creada por Orlando Canido habría informado ventas por más de 500 millones de pesos, mientras que sus movimientos bancarios fueron inferiores a 10 millones, lo que revelaría un caso de facturación paralela.

A casi 14 años desde su lanzamiento (2 de septiembre de 2004), la marca cuenta actualmente con una participación del 20 por ciento en el mercado de gaseosas cola, erosionando el monopolio de Coca Cola y Pepsi en el segmento bebidas en el Conurbano. La comercializadora que opera bajo el nombre de Refres Now además había finalizado una inversión de 12 millones de dólares para ampliar en un 40 por ciento la capacidad de producción de su planta de Virrey del Pino, partido de La Matanza. La empresa emplea a 270 personas y es actualmente el mayor comprador de fructosa, el endulzante utilizado para la elaboración de bebidas y alimentos de Arcor. Además de su línea de gaseosas Manaos y Bichy, comercializa las aguas Placer y Villamanaos y una versión de fernet marca Fernandino VII.

En agosto de 2016 el presidente Mauricio Macri había visitado los avances en las obras de la planta y dejó la frase “Vamos Manaos, Vamos Argentina”, un slogan que había sido utilizado por la marca a través de figuras de cierto renombre público, tal como actores y ex glorias del deporte. En simultáneo a la visita de Macri, la AFIP iniciaba una investigación a la firma por presunta evasión fiscal.

“Los hechos que dieran lugar a la intervención judicial resultaron de la verificación de importantes desvíos financieros e inconsistencias impositivas que hacen presumir la comisión del delito de evasión de la empresa referente, el cual se perfeccionaría así también con la utilización de una firma paralela, sin estructura y capacidad económica y financiera, a través de la cual canalizaría ventas marginales”, informó la AFIP en un comunicado. Según señalaron desde el ente recaudador que conduce Alberto Abad, la línea investigativa sugiere que la empresa habría armado una sociedad paralela a Refres Now, bajo el nombre The Ultimate Gaseous, “para facturar en forma paralela, dado que no cuenta con estructura para operar”.

Bajo ese mecanismo de facturación doble, según indicó la AFIP, habrían facturado más de 500 millones de pesos. Sin embargo, los movimientos bancarios dentro del país se mantuvieron por debajo de los 10 millones de pesos. Por esa diferencia sin declarar la AFIP estima una evasión de 900 millones de pesos. También señalaron que el empresario que aparece públicamente como líder de la compañía, Miguel Canido, “no aparece en los papeles de la sociedad”. Según los registros oficiales de la AFIP, The Ultimate Gaseous fue creada el 24 de mayo de 2012 como productora de bebidas gaseosas no alcohólicas con domicilio fiscal en Estados Unidos 1450, Piso 1, departamento A, en el barrio porteño de San Telmo, y no aparece ningún nombre en la asociación.

Los operativos tuvieron lugar en dos tandas, entre ayer y anteayer, en la Ciudad de Buenos Aires y en la zona oeste y norte del Conurbano bonaerense, con presencia de 110 agentes de las respectivas direcciones regionales del ente recaudador y Gendarmería Nacional. “Se secuestraron elementos relevantes para la investigación, tales como libros contables, escrituras, documentación relacionada a la hipótesis delictiva denunciada y soportes informáticos”, comunicó la AFIP. Los allanamientos por presunta defraudación impositiva incluyeron además de las oficinas administrativas y la planta comercial otros domicilios relacionados con las personas vinculadas a la firma.