Image default

Allanaron empresas de transporte atribuidas a D’Elía

Son transportistas de combustibles que tenían contratos con la estatal Enarsa durante el gobierno de Cristina Kirchner. El juez Ercolini dispuso buscar documentación que puedan esclarecer si se cometieron delitos.

Los allanamientos se realizaron en el domicilio de la compañía Atalaya, que fue la atribuida en el programa de investigación Periodismo para Todos, otro en una segunda empresa de D’Elía y los restantes fueron en una oficina y en la casa de Lucía Paione, que en su momento tuvo la empresa Atalaya a su nombre.

En los procedimientos se secuestraron tres computadoras y documentación vinculada a esta relación comercial. Pero lo más curioso ocurrió en la casa de Paione: cuando Gendarmería Nacional llegó a su casa, se encontró con la mujer saliendo con cajas de documentación, que fueron secuestradas por el personal de seguridad. Allí se encontraron documentación de Atalaya y Enarsa que la Justicia tendrá que investigar.Esos documentos son parte de los que la Justicia secuestró y que ahora debe clasificar y analizar.

La empresa Transportadora de Combustibles Atalaya SRL fue denunciada por el programa de Jorge Lanata en 2013, quien sostuvo que la empresa facturaba unos 10 millones de pesos al mes gracias a un contrato con Enarsa, que creó el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. El informe reveló que la empresa que inicialmente fue integrada por Mario Codarin y luego apareció formalmente a nombre de Lucía Paione, era de Luis D’Elía.

La sospecha del juez Ercolini es que hubo contrataciones irregulares entre las empresas de D’Elía y Enarsa, a quien se le libró una orden de prestación para que entregue toda la documentación que la vincule con Transportadora de Combustible del Sur SRL. Las nuevas autoridades de Enarsa, pidieron 48 horas para reunir la información pedida por la Justicia.