Image default

Alberto Fernández sobre Formosa: “Nos preocupa la violencia institucional”

El presidente se refirió de esta manera a las protestas que se registraron este viernes en esa provincia, que derivaron con manifestantes reprimidos por la policía provincial.

El presidente Alberto Fernández afirmó este sábado desde Mendoza que al Gobierno le “preocupa la violencia institucional”, tras las protestas del viernes en Formosa, que terminaron con represión por parte de la policía provincial.

“Nos preocupa la violencia institucional, lo estamos analizando”, declaró Fernández al ser consultado por la prensa mendocina tras participar del desayuno de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), en el marco de la Fiesta de la Vendimia en la localidad de Luján de Cuyo y la presentación del Plan Estratégico Vitivinícola 2030.

En breves declaraciones a la prensa, el jefe de Estado se refirió de esa manera a las protestas que se originaron el viernes en Formosa ante el anuncio del gobierno provincial de que la ciudad capital regresará a la Fase 1 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) por la aparición de nuevos casos de coronavirus.

Los reclamos en los alrededores de la Casa de Gobierno provincial derivaron en una represión por parte de las fuerzas de seguridad, quienes respondieron con gases y balas de goma sobre los manifestantes.

Este sábado continuaban las protestas y distintos manifestantes se concentraron frente a la Gobernación de Formosa, con el objetivo de reforzar el reclamo contra la decisión provincial de regresar a la Fase 1 de la cuarentena.

Los manifestantes volvieron a llevar pancartas y carteles con mensajes contra el gobernador Gildo Insfrán, además de cacerolas para hacer ruido. “Formosa libre”, fue una de las consignas que se repitió entre los participantes, mientras que el edificio ubicado en la capital formoseña se encontraba vallado con rejas y fuertemente custodiado por personal policial.

Algunos de los lastimados y arrestados durante el viernes se encontraban en la manifestación de este sábado y, en declaraciones a la prensa, denunciaron que fueron “golpeados” por policías durante las detenciones.

La decisión de Insfrán de volver a una fase más restrictiva, algo que implicó el cierre de los negocios, desató el enojo de los comerciantes y la población en general, que salió a la calle para rechazar la medida, dispuesta el jueves ante un rebrote de coronavirus, que en la capital provincial fue de 17 casos.

Plan Estratégico Vitivinícola 2030

Al participar en Mendoza de un acto en el que se presentó la actualización del Plan Estratégico Argentina Vitivinícola 2030 y se firmaron una serie de convenios para el desarrollo y la promoción de este sector, el máximo mandatario recalcó: “No podemos ni debemos desaprovechar este potencial”. Opinó que “el secreto para que funcione está en el encuentro”.

Además, recordó que hace 18 años, durante la presidencia de Néstor Kirchner, se llevó adelante el primer Plan Estratégico para la Vitivinicultura, con la convicción de que “la Argentina tiene un potencial enorme para desarrollar”, al tiempo que resaltó que “hoy  es el quinto país más importante en producción de vino industrializado”.

“Estamos en un lugar de privilegio para desarrollar esta actividad; y este desarrollo es central para el país. Ojalá podamos esta vez hacer que el plan estratégico de la vitivinicultura le sirva a la Argentina, que genere más y mejor vino, que nos permita entrar en el mundo, que recuperemos los niveles de consumo y que logremos el mejor desarrollo”, aseguró Fernández.

Y agregó: “Quiero ser parte de este plan; quiero comprometerme para el desarrollo de éste y de muchos sectores económicos de la Argentina, y a la vez pensar en cómo preservar la agricultura familiar y en cómo la economía popular participa de todo esto”.

La actividad en el predio del Centro Regional del INTA, ubicado en Luján de Cuyo, contó con la presencia del gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez; la senadora nacional, Anabel Fernández Sagasti; el presidente de COVIAR, José Zuccardi, y la vicepresidenta, Hilda Wilhelm; la titular del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Susana Mirassou; y el secretario general del Consejo Federal de Inversiones (CFI), Ignacio Lamothe.

Suárez coincidió con el Presidente en su llamado a la unidad de los diversos sectores: “Es hora de ir por los beneficios que solo la unidad puede tener para que podamos tener un programa de desarrollo que pueda ser sostenido en el tiempo. Hablo de la unidad en los propósitos”.

“No tengo dudas de que Argentina, y particularmente Mendoza, tienen enormes potencialidades de progreso. Hablo de potencialidades porque nada se va a hacer solo, por generación espontánea, ni lo vamos a conseguir si esperamos que un gobierno lo solucione todo”, agregó el gobernador.

A su turno, Zuccardi señaló: “Trabajamos institucionalmente por un incremento de los reintegros de exportación para vinos y mostos, que el gobierno nacional concretó; esto constituye también un paso positivo junto a la eliminación de los derechos de exportación para las pasas y uvas en fresco”.

En el comienzo de la ceremonia se suscribió un convenio entre el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y COVIAR que establece la realización de acciones de promoción en colaboración con las provincias y el desarrollo de líneas de financiamiento.

A su vez, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) firmó un acuerdo con COVIAR para la formación y capacitación de diplomáticos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto y agregados agrícolas y comerciales en el exterior, y otro también con el Senasa para colaborar en actividades de mutua asistencia y cooperación científica, técnica y académica para contribuir a mejorar la calidad de los productos.

El Presidente llegó a la provincia acompañado por los ministros de Agricultura, Luis Basterra; y de Interior, Eduardo de Pedro; y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.