Image default

Alberto Fernández: “Devaluar es fácil, pero es una máquina de crear pobreza”

El Jefe de Estado hizo estas declaraciones al encabezar un acto de entrega de viviendas desde Ezeiza, provincia de Buenos Aires.

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que “devaluar es fácil, pero es una máquina de generar pobreza” y sostuvo que el Gobierno busca “una Argentina que se desarrolle y exporte para conseguir los dólares” y no “por poner la divisa a un precio que algunos poderosos necesitan”.

Acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el mandatario encabezó este mediodía en el municipio bonaerense de Ezeiza un acto de entrega de viviendas para familias de Buenos Aires y Río Negro, y anuncios obras de reactivación de casas en Formosa y La Rioja.

“Devaluar es muy fácil, pero es una máquina de generar pobreza”, dijo Fernández, al resaltar que el Gobierno busca “una Argentina que crezca, se desarrolle y exporte para conseguir los dólares” y no “conseguir los dólares por poner la divisa al precio que algunos poderosos necesitan”.

Fernández aseguró que su Gobierno “no llegó para cruzar los brazos ni para obedecerles” a los poderosos, sino para “obedecer a los que lo votaron y para hacer una Argentina que incluya a todos”.

En ese sentido, afirmó que “es un orgullo terminar con esta tarea inconclusa porque era una tarea destinada a llevar soluciones a los que más necesitan y dar una respuesta a quienes se quedan sin voz cada vez que gobiernan los otros”, en referencia a la entrega de viviendas Procrear.

En La Rioja, se firmó un convenio por 590 millones de pesos dentro del Programa nacional de reactivación y terminación de obras de vivienda, infraestructura y hábitat para la construcción de 216 casas, se informó en el acto.

Conectado por videoconferencia, el gobernador Ricardo Quintela destacó la “mirada federal” del Gobierno para que el país “crezca armónicamente”, mientras que su par de Formosa, Gildo Insfrán, destacó que “después de cinco años se empiezan a hacer las primeras viviendas”.

Formosa firmó un convenio para reactivar la construcción de 678 viviendas por 2.300 millones de pesos, en el marco del mismo programa de reactivación.

“Es difícil explicarle al mundo que hubo 11 mil viviendas como éstas que dejaron de hacerse y no se entregaron, muchas terminadas”, apuntó Fernández en Ezeiza, acompañado también por los ministros del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa.

En ese sentido, el jefe de Estado señaló que esa “es la misma razón por la que una gobernadora decidió que no había que hacer más hospitales en Buenos Aires, sin pensar que alguna vez podía ocurrir una pandemia y que los argentinos necesiten un hospital público para atenderse”.

“No vinimos para desentendernos de esos problemas, vinimos para hacernos cargo de esos problemas que los argentinos expresan”, añadió.

También participaron en el acto conectados desde sus distritos el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson, donde se entregaron 92 viviendas; la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras; la directora ejecutiva de Anses, Fernanda Raverta, y el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados.

“Muchos quieren desviarnos y que atendamos los problemas de pequeñas minorías que siempre se han hecho cargo de la Argentina, y que quieren que uno responda a sus intereses y se olvide de las necesidades de todos estos argentinos”, agregó.

El mandatario aseveró que, en la temática vivienda, “hay que entender que el problema de cada uno de esos argentinos es un problema nuestro, no es un problema de ellos”.

“Es nuestra obligación salir y darle la respuesta que debemos darle”, dijo Fernández, tras sostener que, “aunque muchos quieren quebrarnos, a nadie le pregunto de dónde viene sino si quiere llegar a una Argentina que tenga como prioridad la producción y el trabajo”.