Image default

Alberto Fernández a Arcioni: “Ordenen sus cuentas antes de pedir plata”

Arcioni fue a la Rosada a buscar los $1.300 millones que le faltan para pagar los aguinaldos.

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, y su ministro de Economía, Oscar Antonena, se reunieron en Buenos Aires con el titular de Hacienda nacional, Martín Guzmán, con el objetivo de conseguir los recursos necesarios para abonar el aguinaldo de los estatales algo que, hasta el momento, sólo quedó en promesas. Según se pudo reconstruir, la Casa Rosada habría puesto como condición inicial para destrabar cualquier tipo de auxilio un plan de ordenamiento provincial en el que ya trabaja el equipo del mandatario patagónico.

Arcioni escuchó ese planteo de boca del propio Guzmán, ya que no logró reunirse con Alberto Fernández, quien ya le anticipó a todas las provincias deficitarias que acomoden sus números ya que el estado nacional enfrenta problemas de las mismas características.
El Gobierno provincial necesita alrededor de $1.340 millones para poder cancelar el aguinaldo de los activos. A su favor, ya cuenta con cerca de 500 millones de pesos provenientes de los ingresos de la recaudación de los primeros días del mes.El problema recae en que el grueso de los activos todavía no lo cobró y tampoco hay certezas de cuándo lo hará. Para sumar a un conflicto que parece volver a tomar la plana, el Gobierno aún no sabe de qué manera se realizará el pago escalonado. A diferencia de lo que venía ocurriendo en los últimos meses, tiempo en el que se pagó en cuatro partes (hasta 40 mil, 60 mil, 150 mil y más de esa suma) durante cada viernes, y según los sueldos, los estatales con ingresos más bajos no percibieron su salario.En este marco, los trabajadores estatales de Chubut volvieron a tomar la calle en respuesta a la falta de pago por parte de la Provincia. Se les adeuda el aguinaldo y el sueldo de diciembre. A través de movilizaciones en el centro de Comodoro Rivadavia y cortes en la ruta nacional número 3, a la altura de Puerto Madryn, y en la provincial número 7, en el tramo Trelew-Rawson, los miembros de ATE retomaron el paro indeterminado por primera vez en este 2020.“Sabemos que es una circunstancia compleja, el gobernador transmite esta preocupación. Vamos a trabajar para resolverlo. Cuando tengamos la certeza de que se puede abonar el aguinaldo, se va a hacer”, sostuvo Antonena. En lo concreto, hasta hoy al mediodía, solo los jubilados cobraron el sueldo anual complementario. En el transcurso del día, según aseguraron desde el Gobierno, lo harán los empleados de Lotería IPV, del Instituto Provincial de la Vivienda y de la Obras Social Seros.

En este sentido, el secretario de ATE Comodoro Rivadavia, Gerardo Coronado, sostuvo que “estamos a 6 de enero y nadie cobró. Se maneja todo con total desprolijidad e irresponsabilidad. Nos deben la cláusula gatillo y quieren armar paritarias cuando todavía no cobramos lo del año anterior”.

Las fiestas y los asuetos fueron como un bálsamo para una Provincia que vivió gran parte de 2019 en estado de crisis. Sin embargo, el conflicto nunca desapareció. Y hoy, al igual que el año pasado, vuelve a tomar fuerza.