Image default

Abal Medina cruzó al macrismo y le pasó facturas por la Reforma Política

El senador del PJ-FPV piensa que el sistema electoral debe cambiar, pero advierte que la discusión de la boleta requiere más tiempo.

La reforma política es una piedra en el zapato del oficialismo y también en el del PJ. Los cruces por la falta de debate y tratamiento en el Senado, las chicanas y las acusaciones están en alza y todo hace prever que el Gobierno se quedará, por ahora, sin ley y la oposición, expuesta ante la sociedad.

Marcos Peña acusó al senador nacional por el PJ-FpV Juan Manuel AbalMedina de “trabarla” y de no debatir. Por otro lado, el secretario Asuntos Políticos e Institucionales del ministerio del Interior, Adrián Pérez culpó a los gobernadores de tener como objetivo “mantener su poder territorial” a través del actual sistema electoral con boletas impresas.

“Muchos gobernadores feudales tomaron la reforma política como una ley contra su poder territorial”, disparó el funcionario.

Abal Medina criticó con dureza al gobierno nacional, al recordar que “fueron esos mismos gobernadores” los que “a principio de año” pedían aprobar el acuerdo con los holdouts impulsado por el oficialismo. También indicó que “los gobernadores señalaron que no veían este tema como urgente. La urgencia siendo la situación económica y social”.

“Tenemos un sistema que cuando hay pocos candidatos es bueno y es usado en Alemania, en Francia, en España, pero la verdad es que cuando hay muchos o se votan muchas instancias, hay un problema con la cantidad de boletas”, reconoció.

Además, precisó que el proyecto de un sistema mixto que presentó con el senador nacional Omar Perotti (PJ) planteaba que “la boleta que se imprima y que haya recuento manual además del electrónico” pero “no fueron capaces de generar un consenso fuerte alrededor de la propuesta”.

Por último, manifestó que “la media sanción del proyecto del oficialismo que aprobó diputados despertó muchas críticas” porque “tiene algunos problemas bastantes evidentes, como la falta de un plan de contingencia”.
“Si la Cámara Nacional Electoral decretaba que el sistema podía ser vulnerado, podía ser que se votara con un sistema no seguro o que directamente no se hicieran las elecciones”, agregó.