Image default

Stiglitz: “Son los acreedores los que realmente están impulsando el incumplimiento aquí”

El Premio Nobel de Economía consideró que deben presentar una contraoferta razonable para evitar un nuevo default.

Los bonistas de Argentina deben presentar una contraoferta razonable para evitar otro incumplimiento de deuda por parte de la nación sudamericana, según el economista ganador del Premio Nobel Joseph Stiglitz.

El profesor de la Universidad de Columbia, que ha sido mentor del ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, elogió al Gobierno del presidente Alberto Fernández por elaborar un plan que coloque la deuda del país en un camino sostenible. También advirtió que los acreedores pueden socavar la confianza en los mercados internacionales de deuda al “jugar duro” en medio de una pandemia global.

“Si los acreedores no presentan una oferta sostenible, Argentina no tiene otra opción; son los acreedores quienes realmente están llevando a un incumplimiento aquí”, dijo Stiglitz en una entrevista, y agregó que el país ha dejado en claro que no quiere dejar de pagar sus deudas. “Si ocurre, será decisión de los acreedores”.

Argentina, que incluso antes de la crisis de COVID-19 dijo que su deuda era insostenible, busca reestructurar US$65.000 millones en bonos extranjeros, y el lunes extendió su oferta de canje inicial hasta el 22 de mayo, cuando vencen pagos de intereses por US$500 millones. Si no se llega a un acuerdo o no se obtiene el dinero para esa fecha, se producirá un incumplimiento, el noveno desde la independencia del país en 1816.

El gobierno ha pedido a los tenedores de bonos una moratoria de tres años en los pagos y un fuerte recorte en las tasas de interés, pero ha dicho que está abierto a contraofertas siempre que restablezcan la sostenibilidad de la deuda. Los acreedores han calificado el acuerdo como “inaceptable”, pero aún no han propuesto una alternativa.

A principios de este mes, Stiglitz y otros economistas importantes, incluidos Carmen Reinhart, Thomas Piketty, Kenneth Rogoff y Ricardo Hausmann, firmaron un carta abierta instando a los acreedores a llegar a un acuerdo con Argentina.

Rol sensato

Stiglitz, quien ha sido crítico con el Fondo Monetario Internacional en el pasado, dijo que esta vez el Fondo está desempeñando un “rol sensato” en los esfuerzos de Argentina para reestructurar su deuda.

“Por lo general, el país deudor no tiene una idea de a dónde va, los acreedores lo intimidan, como suele hacerlo el FMI, que a menudo ha actuado como una agencia de cobro de los acreedores”, dijo. “Esta vez, el FMI ha desempeñado un rol muy constructivo aquí. Mi lectura es que los acreedores no están acostumbrados a eso”.

Stiglitz agregó que un incumplimiento en Argentina repercutiría globalmente entre otras naciones deudoras que ya están anticipando posibles reestructuraciones, ya que el virus obliga a los países a cerrar sus economías. Advirtió que podría hacer que los países sean reacios a comprometerse con acreedores extranjeros en el futuro. “Nadie querrá tratar con estos tipos”, dijo.