Image default

8M: 3 de cada 10 víctimas de femicidio habían denunciado a su agresor

Entre enero y febrero de 2021, según datos del Observatorio Mumalá, 47 mujeres fueron asesinadas. Este lunes habrá movilizaciones y acciones del colectivo Ni Una Menos en varias provincias del país.

El Registro Nacional de Femicidios, Femicidios Vinculados, Trans/Travesticidios, Lesbicidios y otras muertes violentas que lleva adelante el Observatorio Nacional MuMaLá, contabilizó 47 femicidios en los dos primeros meses del año 2021, es decir, en promedio, un hombre mató a una mujer cada 30 horas. 

Casi la mitad de los femicidios cometidos en estos dos meses fueron en la provincia de Buenos Aires, donde se registraron 19 casos, seguida por Córdoba (7) y Santiago del Estero (6), y el 29 por ciento de mujeres víctimas de ese delito había denunciado a su agresor con anterioridad, lo que muestra que 3 de cada 10 víctimas había realizado denuncias por violencia.

En ese marco, detallaron que el 19 por ciento de esas mujeres contaba con una orden de restricción de contacto o perimetral, y que un cuatro por ciento tenía un botón antipánico.

En lo que va de 2021, por consecuencia de los femicidios, 55 niños, niñas y adolescentes se quedaron sin madre. De acuerdo al observatorio, de los 47 femicidios registrados, 39 fueron femicidios directos, tres vinculados de niños/varones, otros tres de niños/varones por interposición en el hecho violento y dos vinculados de niñas/mujeres.

Los datos muestran además que el 17 por ciento de los femicidios fue cometido por personas de las fuerzas de seguridad (policías, militares, servicio penitenciario, ya sean activos o retirados), y en el 37 de los ataques se emplearon armas de fuego. Entre 2008 y 2020, de acuerdo a datos de La Casa del Encuentro, hubo 214 asesinatos de mujeres con estas características: cada poco más de 22 días, un policía o ex policía cometió un femicidio.

Entre estos casos se encuentra el de Úrsula Bahillo, en la ciudad bonaerense de Rojas, de Ivana Módica en Córdoba y de Guadalupe Curual en Villa La Angostura, Neuquén, quienes tuvieron como rasgo común haber realizado denuncias previas, aunque el Estado no logró protegerlas y prevenir que fueran asesinadas.

Respecto de quiénes son los femicidas, el relevamiento del Observatorio indica que el 64 por ciento de los asesinatos fue cometido por parejas o ex parejas, el 15% por hombres conocidos de la víctima, el ocho por ciento por hombres familiares indirectos y el siete por hombres familiares directos, mientras que en el seis por ciento de los casos se desconoce el vínculo. El 40 por ciento de estas mujeres fueron atacadas con un arma blanca, el 23 % con arma de fuego, el 15% a golpes, un 8% de estos casos sufrieron quemaduras y otro 8% fueron asfixiadas.

Otro dato que genera angustia es que, de acuerdo a estas estadísticas, el domicilio sigue siendo el lugar más inseguro para las mujeres: el 70 por ciento de los femicidios fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida, frente al 13 % que fueron en la vía pública y el 4% en el trabajo de la víctima.

El informe de MuMaLá detalla además que, en lo que va del año, en el 19 por ciento de los casos el femicida asesinó a una tercera persona, ya sea porque quedó en el medio del hecho violento -femicidio vinculado por interposición- o para ocasionar un daño irreparable y culpa a estas mujeres, lo que se conoce como femicidio vinculado.

En relación al suicidio tras el femicidio, el observatorio amplió que entre el 1 de enero al 28 de febrero del 2021, existieron tres suicidios femicidas, es decir mujeres que se suicidaron por motivos de violencia de género. En esa línea, a partir de lo publicado en medios gráficos y digitales y portales especializados, sumaron que el 15 por ciento de los femicidas se suicidó y el 8 lo intentó, mientras que el 10 por ciento de los asesinos tenía antecedentes penales por violencia de género previos.

Movilización por el Día Internacional de la Mujer

Al conmemorarse este lunes 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer, habrá marchas en todo el país y paro en varios lugares de trabajo. Desde hace cinco años, el 8M se instauró en varias ciudades del mundo como jornada de protesta y reclamos por la desigualdad de género y la violencia machista. Habrá movilizaciones y acciones por el día de la mujer en Córdoba, Río Negro, Santa Fe, Neuquén, y Mar del Plata, entre otros puntos.

“Paramos en todos lados, le hacemos frente a la violencia patriarcal y encrudecida. Seguimos sosteniendo el paro como herramienta feminista, como propulsor de aquello que venimos imaginando en la calle y en las asambleas, en los trabajos y en las casas y en las camas. En las escuelas, en los hospitales y barrios”, plantearon desde el colectivo Ni Una Menos, que convocó para mañana lunes a reunirse en el Congreso de la Nación a las 17:00.

En ese sentido, agregaron: “Paramos porque no vamos a soltar las calles, porque nuestra fuerza es colectiva, porque gritamos ya basta a la violencia patriarcal, porque no vamos a pagar la crisis con nuestros cuerpos y nuestros territorios”.

Asimismo, la Secretaría de Género de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) convocó a realizar un “Verdurazo” frente al Congreso, a las 16:00.