Image default

5 cambios decisivos que modificarán tu vida los próximos 10 años

Los expertos en prospectiva ya lo afirman como una realidad inminente: el imperio de lo post humano. Es que el impacto de las tecnologías en los próximos diez años transformarán las fotos que hoy tomamos en una verdadera máquina del tiempo… para un retorno imaginario a tiempos que van a parecer muy lejanos.

Al menos esto es lo que opina la consultora británica Fast Future, que dio hace poco una lista de predicciones que esta vez no trae, como ha sido la costumbre en los últimos años, sólo innovaciones en las tecnologías que ya conocemos, sino cambios que van a cambiar nuestra forma de trabajar, de obtener dinero y de relacionarnos con otras personas.

1. Cambios en la monetización de todos los datos que compartimos: habrá menos trabajo, pero más retribuciones adicionales, como empresas que nos pagarán por compartir nuestros pensamientos y una monetización sistemática de las ideas que compartimos.

2. Reformulación del factor humano: no sólo habrá partidos políticos que protejan a los humanos de la invasión robótica sino que también habrá empresas que ofrezcan sus servicios mediante la utilización de personas, como un modo de ir contra la corriente. El factor humano se transformará en un valor agregado para muchas empresas que quieran ofrecer un servicio más ameno y personalizado con sus clientes.

Habrá menos trabajo, pero más retribuciones adicionales, como empresas que nos pagarán por compartir nuestros pensamientos y una monetización sistemática de las ideas que compartimos.

3. El trabajo en red: la complejidad del mundo exigirá trabajo colectivo. Tanto las empresas como los particulares buscarán ideas a través de la misma red, y se desestimará la investigación secreta, que en el futuro ofrecerá muy poco rédito suplementario, ya que el flujo de ideas será más importante que la obsesión por patentar un invento propio y sacarle el jugo en base a la propiedad intelectual. Esto último ya no será ni tan rentable ni mucho menos algo coveniente: las ideas tienden a circular y a evolucionar muy velozmente, y esa será la tendencia.

4. El futuro de los drones y el sueño de volar. Algunos países hiperdesarrollados tendrán muy pronto sus servicios de transporte aéreo mediante la utilización de la tecnología de los drones. Esto será una realidad en pocos años, y la tendencia hacia el progreso de estas tecnologías crecerá de manera exponencial, cumpliendo así el sueño que tenemos todos los humanos: ser, junto a los murciélagos, la única especie de mamíferos voladores.

El factor humano se transformará en un valor agregado para muchas empresas que quieran ofrecer un servicio más ameno y personalizado con sus clientes.

5. Humanos tuneados: tanto la genética, la química como los instrumentos tecnológicos nos ayudarán a ver más lejos, a llegar antes y a tener más fuerza. El color de ojos puede cambiar según la temporada, nuestros huesos serán más fuertes y podremos reemplazarlos con facilidad y el color de piel tal vez pueda regularse (¿podremos cambiarlo, como los camaleones, para mimetizarnos con el grupo con el que compartimos una barbacoa?). Sí, probablemente ya no haya asados, sino barbacoas. Pero habrá carne de exquisitos y extraños sabores de carne cultivada sin que haya sido necesario matar a ningún animal. Y por supuesto: las empresas podrán “tunear” a sus empleados para que mejoren su eficiencia y su productividad.

¿Estamos preparados para un futuro así? No importa. Si algo van a sobrar, en este futuro casi inmediato, serán los tutores y los tutoriales para ayudarnos a navegar sin naufragios visibles por un mundo absolutamente distinto a aquel en el que nacimos.

Por Fernando León – Abogado UBA- Analista internacional, especialista en Asuntos públicos.