Sexo vs. Netflix: ¿Quién es el ganador?

Una gran cantidad de investigaciones han encendido la alarma sobre la cantidad de sexo que tienen las nuevas generaciones. Mientras que algunos investigadores afirman que para 2030 las personas no tendrán más sexo, la Florida´s Atlantic Universityha realizado un estudio, publicado en Archives of Sexual Behaviour, que explica por qué los Millennials y Centennials prefieren ver una serie por sobre tener sexo.

El estudio que encuestó a 27 mil personas, entre 20 y 24 años residentes en los Estados Unidos, arrojó un dato que sorprende: el 15% no volvió a tener sexo desde los 18 años. Al respecto Ryne Scherman, co-autor del estudio explicó: “Uno esperaría, basándose en el sentido común, que con aplicaciones del estilo de Tinder estaríamos frente a una generación que puede tener sexo más fácilmente. Pero lo que estamos viendo es que es un grupo que tiene menos sexo que las generaciones previas”.

Las razones por las cuales los Millennials, Centennials y parejas en relaciones estables no tienen tanto sexo comparado a personas nacidas en los 60´ son varias. La demora que existe hoy en día en que los jóvenes se vayan a vivir solos sumado a la facilidad para acceder a la pornografía y combinado con el mayor tiempo que emplean en jugar videojuegos y las distracciones propias de internet generan un cocktail que pone en jaque la frecuencia para tener intimidad.

Con respecto al último punto, las distracciones propias de internet, es donde Netflix entra en juego. El prestigioso medio Wall Street Journal, recientemente ha publicado un estudio llevado a cabo por el sitio web Survey Monkey  que establece que el 26%, de las personas encuestadas, prefirió ver Netflix antes que tener sexo al menos una vez en los últimos 6 meses. Si se desglosa esa cifra se puede establecer que el 36% que contestó de esa manera tenía entre 18 y 38 años mientras que el 16% tenía 39 años o mas.

Otra razón por la cual los jóvenes no tienen tanto sexo como antes tiene que ver con el cansancio con que llegan a la noche. Dado que la mayoría tiene 1 o 2 trabajos prefieren tener un momento de tranquilidad y calma antes que tener sexo. Por otro lado el factor económico también se ha vuelto una traba. Muchos jóvenes consideran que invertir dinero en una primera cita, sin la garantía de tener sexo, es un gasto. Por eso es que eligen desembolsar sus ahorros en otras cosas que garanticen su satisfacción.

Fuente: Hombre

Top