Aguad pidió perdón por minimizar el levantamiento carapintada contra Alfonsín

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, quedó en el centro de la polémica tras referirse al levantamiento carapintada de Semana Santa de 1987 como un “acontecimiento chiquito”, y defender la presencia de Aldo Rico, exlíder del alzamiento contra del gobierno democrático que encabezaba el presidente Raúl Alfonsín, en el desfile del 9 de julio.

Las repercusiones de sus dichos fueron tan resonantes que, horas después, desde la cartera que dirige, emitieron un comunicado para aclarar que el ministro “ rechaza cualquier alteración del orden democrático” y pide disculpas “si sus dichos sobre ese hecho fueron mal interpretados”.

“Aguad pide disculpas si sus dichos sobre ese hecho fueron mal interpretados y ofendieron a la ciudadanía, al tiempo que enaltece la figura del ex presidente Raúl Alfonsín, quien llevó adelante un enorme trabajo para conservar el orden institucional”, dice el breve texto justificatorio.

Justamente fue Ricardo Alfonsín, referente radical e hijo del fallecido expresidente, uno de los primeros en responderle. “Con todo respeto, @OscarAguadCBA: tus dichos no hacen otra cosa que ofender a cuantos lucharon por la democracia y su consolidación, por la paz y contra la violencia. No tenés derecho falsear la historia de esa manera, ni a agraviar así a los argentinos”, manifestó en su cuenta de Twitter.

Las declaraciones de Aguad fueron realizadas en una entrevista que el funcionario concedió a María O‘Donnell en Radio Metro. La periodista cuestionó la presencia del exlíder carapintada Aldo Rico en el desfile militar oficial del 9 de julio ante lo cual, Aguad le contestó: “Aldo Rico es veterano de Malvinas y tiene derecho a desfilar. Lo de los Carapintadas es historia vieja, yo creo que no hay que sacarlo eso, pasó”.

Ante el asombro de O’Donnell, el ministro continuó: “Fue un acontecimiento chiquito en la historia que no tuvo ninguna implicancia. Yo no creo que haya puesto en jaque a la democracia, me parece que fue un movimiento como consecuencia de algo que venía de antes. Eso la democracia lo superó, no dejó que evolucionara, yo no le daría tanta trascendencia”.

Rico desfiló el martes en el marco de los festejos oficiales por el Día de la Independencia junto a la caravana de excombatientes de la Guerra de Malvinas. Su presencia causó repudio, sin embargo, el militar volvió a dar prueba de su falta de arrepentimiento sobre los sucesos de Semana Santa de 1987 que pusieron en jaque el orden democrático del país. Ante la consulta de este medio, Rico aseguró que su pasado “carapintada” es “su mayor orgullo” y que desde que salió hasta que terminó el desfile, los ciudadanos estaban “aplaudiendo” y “saludándolo”. “Las críticas no me interesan”, expresó.

https://media.minutouno.com/adjuntos/150/imagenes/036/796/0036796156.jpg

Top