Berensztein: “Cambiemos es una coalición electoral que nunca funcionó como una coalición de gobierno”

Tras la ruptura del frente Cambiemos en Córdoba, el analista explicó cuáles pueden ser las repercusiones nacionales de esta problemática provincial.

La Justicia Electoral de Córdoba oficializó el último lunes la ruptura de la alianza electoral Cambiemos para competir en las elecciones provinciales cordobesas al quedar integrada solamente por el radicalismo, luego de resolver favorablemente el pedido del PRO para que lo desvinculara de la coalición, tal como ya lo había solicitado el Frente Cívico, con lo cual las dos listas que se disputan la gobernación por el mismo espacio, los radicales Mario Negri y Ramón Mestre, lo harán con lista propia y separadas.

La jueza Electoral Marta Vidal dio a conocer la resolución en donde sostiene que “la constitución de alianzas transitorias se materializa con el acuerdo de entre dos o más partidos políticos”, por lo tanto y al no poder convalidarse ese requisito “corresponde dejar sin efecto” Cambiemos.

Para abordar este tema y explicar qué significa en el plano electoral la rotura del frente Cambiemos, el equipo de Cada Mañana, el programa de Marcelo Longobardi por Radio Mitre, dialogó con el analista político Sergio Berensztein.

“¿Para qué tenemos en los partidos democráticos internas? Porque en política es normal que los dirigentes quieran desempeñar cargos importantes y que compitan por los mismos cargos es por eso que la puja por el poder es necesaria para que lleguen los mejores”, comenzó su abordaje Berenstein.

“En el caso de Córdoba, el peronismo gobernó dos décadas alternando a De la Sota con Schiaretti y finalmente el radicalismo tenía la oportunidad de recuperar la gobernación. Las condiciones eran ideales para pelear por la gobernación, el problema es que había muchos candidatos. Eso se resolvía con una interna porque en Córdoba no hay PASO”, afirmó Berensztein, y agregó: “Se fue postergando esta puja interna entre Mario Negri y Ramón Mestre y no estaban las condiciones dadas para otorgar transparencia al proceso de elecciones internas”.

Para el analista político, “si había un lugar estratégico donde el Gobierno tenía que asegurarse que no pasara esto era en Córdoba”, y en tal sentido recordó que “Macri ganó la presidencia gracias a Córdoba”.

“El gobierno en general tiene una postura pragmática y elige la solución menos mala. Si no gana Pechi Quiroga que gane Gutiérrez y si no gana mi candidato que gane Schiaretti que es amigo”, aseguró Berensztein trazando un paralelismo entre lo sucedido en Neuquén y las próximas elecciones cordobesas.

En tal sentido, el analista político interpeló: “El gobierno que hizo mucho ruido en La Rioja en contra de un tercer mandato de un gobernador peronista ahora va a apoyar como no tiene candidato fuerte propio, a otro gobernador que es más amigo con un argumento que contradice su postura más principista que en el caso de La Rioja”.

Berensztein consideró que “a Cambiemos le convenía crecer en provincias como Neuquén, Córdoba, Entre Ríos, tratando de ganar espacio con gobernadores propios” pero que no lo hizo porque “eso requiere hacer política, trabajo territorial y un equipo como el que tuvo en el 2014 – 2015 liderado por Emilio Monzó”.

En esa línea, el analista sentenció que Monzó “ahora está en la casa” porque “la política para el Gobierno tiene un lugar marginal”.

Berensztein consultó “¿qué pasa si los gobernadores peronistas, si el MPN y Schiaretti terminan apoyando a Lavagna?”. “Si eso es así Macri por este estilo de hacer política está facilitando la construcción de una alternativa de oposición frente a la cual en segunda vuelta va a tener dificultades para competir. Hoy al menos pierde”, aseguró el analista.

Para Berensztein no hay que descartar que haya “gobernadores peronistas apoyando la opción de Lavagna” y que sean los que “le generen al oficialismo un gran dolor de cabeza”.

Por último, el analista político dejó una reflexión sobre lo que es Cambiemos: “¿Es una coalición de Gobierno? No, es una coalición electoral exitosa en 2015 y 2017 pero que nunca funcionó como una coalición de gobierno”.

 

Top