8M: ¿Por qué paran las mujeres de todo el mundo?

Este movimiento global se propone denunciar en un gran número de capitales la violencia machista en todas sus formas y expresiones.

Llega el 8M con el tercer Paro Internacional Feminista y Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travesti y Trans. Con marchas en todo el país, el feminismo se manifestará “contra el ajuste y la violencia machista” y ganará las calles para gritar “basta de femicidios, lesbicidios y travesticidios”. La movilización principal saldrá de Congreso a las 17 y finalizará horas más tarde en Plaza de Mayo.

“Frente al fascismo neoliberal y colonial que quiere redoblar sus violencias, nosotras y nosotres paramos. Paramos porque nos mueve el deseo de revolucionar nuestras vidas. Paramos porque sabemos que se va a caer. Al patriarcado lo estamos derrumbando desde abajo”, expresó el colectivo Ni Una Menos en la convocatoria al Paro Internacional.

“También paramos contra la familia heteropatriarcal y el confinamiento doméstico, contra la explotación de nuestros territorios, contra el abuso sexual de los machos en posiciones de poder, contra los femicidios y travesticidios, contra la criminalización de lxs migrantes, contra la clandestinidad del aborto, contra la justicia patriarcal, contra el empobrecimiento y el endeudamiento sistemático, contra el asesinato de las lideresas territoriales, contra el racismo, contra los fanatismos religiosos y la moralización de nuestros deseos. Porque paramos contra las estructuras y los mandatos que hacen posible la valorización del capital”, agrega el llamamiento.

El colectivo Ni Una Menos, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y otras organizaciones convocaron, además, al  “acampe feminista contra la indiferencia estatal y las violencias machistas” frente a Plaza Congreso, que comenzó este miércoles y finalizará   tres horas antes de la marcha, a las 14. “No se le puede hacer frente a la violencia hacia las mujeres con 11 pesos por mujer”, denunciaron las feministas en la mesa de apertura del acampe, en la que participaron la actriz Thelma Fardin, la periodista y activista trans Marlene Wayar, la coordinadora de La Casa de las Mujeres y las Disidencias de La Poderosa en la Villa 21 Jésica Azcurraire y la referente de CTEP y MTE Jaqueline Flores, entre otras. Horas antes, a las 10, como última actividad del #AcampeFeminista, habrá una ronda de feminismos latinoamericanos y migrantes.

Las acciones para este 8M se organizaron durante todos los viernes de febrero a través de asambleas multitudinarias. Además de decidir el lugar de encuentro y el horario de la marcha, las asambleas discutieron las problemáticas que atraviesan al movimiento feminista.

En la primer asamblea, las organizaciones participantes se pronunciaron “enfáticamente contra las voces transodiantes”. “El límite irrenunciable que proponemos consensuar hoy –dijeron en esa primer asamblea– es el freno a los discursos de odio que niegan existencias, que violentan a las identidades trans, travestis y no binaries que formamos parte de este movimiento”.

Top