Vendió uno de sus riñones para comprarse un Iphone, ahora vive postrado

La historia del joven Xiao Wang escandalizó al mundo en 2011. Ahora sufre las consecuencias de una decisión que todavía hoy resulta difícil de creer.

Todo sea por un celu nuevo: un joven vendió un riñón para poder tener un nuevo iPhone y en la operación se contagió una infección. Como consecuencia terminó postrado en una cama.

Hace ocho años Xiao Wang tenía apenas 17 años, en su desesperación adolescente por tener un nuevo teléfono se puso contacto con una red ilegal de tráfico de órganos quien le ofrecía 3.000 dólares por su riñón.

A cambio, el joven chino se compró un iPhone y un iPad, según publicó la BBC.

La familia se enteró del hecho cuando su hijo ya había sido operado. Como consecuencia, el joven se terminó enfermando y las autoridades locales arrestaron a nueve personas que eran parte de una banda que traficaba órganos.

Actualmente, Wang vive conectado a una máquina de diálisis y necesita asistencia las 24 horas del día.

Top