Gustavo Córdoba: “La oposición está cometiendo errores estratégicos”

El reconocido analista del interior del país con mayor proyección nacional, debido a que efectúa relevamientos en 14 provincias, dialogó con el periodista Mariano Jaimovich paraiProfesional

Gustavo Córdoba es un reconocido encuestador cordobés con 26 años de experienciaa lo largo de 300 procesos electorales en su haber. Es considerado el analista delinterior del país con mayor proyección nacional, debido a que efectúa relevamientosen 14 provincias.

Realizó más de mil investigaciones electorales a través de distintos formatos decomunicación (cara a cara, teléfono, redes sociales), y también ganó en 2016 elPremio publicitario FIAP a la Mejor campaña gubernamental por “CiudadanoDigital”.

En el arranque del año, se tomó un rato para dialogar con iProfesional y brindar susreflexiones sobre las diferentes posibilidades electorales que se pueden conformaren torno a la carrera presidencial, en el que juegan las figuras de Mauricio Macri, Cristina Fernández de Kirchner y otras figuras del peronismo.

¿CUÁL ES EL PANORAMA QUE OBSERVA DE CARA A LAS ELECCIONES?

Hay un tema clave que es la crisis económica que, sin duda, es un factor deinfluencia realmente importante. Igual hay que pensar que dentro de las distintasmotivaciones para el voto hay distintos factores de racionalismo electoral, donde serealiza un análisis de todo el desempeño gubernamental y a partir del mismo sepremia o castiga a los candidatos.

En distintos países europeos es muy común que haya este tipo de análisis profundo. En nuestro país, por el contrario, muchas veces el voto queda limitado a unacoyuntura. Por ejemplo, cuando fue la reelección de Menem, la situación económicaprimó sobre cualquier otra cuestión y muchos votantes de él aceptaron la corrupcióna cambio de privilegiar la economía y el 1 a 1.

-¿Y AHORA QUÉ TIPO DE SITUACIÓN PREVÉ QUE PUEDA PREVALECER?

-En la actualidad, Argentina tiene un modelo diferente que la ubicaría dentro de unvoto ideológico, o de largo plazo, donde mucha gente prescinde del desempeñocoyuntural del Gobierno. Esto ocurrió en las elecciones de 2017, cuando los votantesde Cambiemos cuestionaban la política económica pero terminaron votando aloficialismo por una posible doble cuestión: o porque no querían que Cristina tuvieseun ingreso a situaciones de poder, o porque confiaban que el Presidente Macri iba asacar al país adelante.

También es cierto que la crisis económica hoy dejó de ser una derivación deresponsabilidad del gobierno anterior. Hasta no hace mucho tiempo atrás eraasignada al kirchnerismo, pero en la actualidad las respuestas de la gente le asignanuna mayor responsabilidad a Macri, sobre todo a partir de la megadevaluación quehubo a partir de mayo de 2018. De hecho, en la mayoría de las encuestadoras se notó muy fuerte la mala praxis del Gobierno.

-¿QUÉ TENDENCIA OBSERVA EN LOS CANDIDATOS DE CARA A LAS ELECCIONES?

-En cuanto al perfil para las elecciones, veo a una oposición realmente cometiendoerrores estratégicos muy fuertes. Recién ahora se está observando un planteo deMassa que golpea fuertemente al Gobierno, pero indudablemente, hasta elmomento, tanto él como Juan Manuel Urtubey lo único que le dieron a su perfilelectoral fue una reafirmación de la grieta.

-¿A QUÉ SE REFIERE PUNTUALMENTE?

-Se reforzó la polarización en base a los dos núcleos más duros de votantes que hoytiene la Argentina, el macrismo y el kirchnerismo. En ese punto destacaría que elerror estratégico consiste en elegir dos rivales simultáneos. Creo que para teneréxito electoral se debería elegir un solo rival, no dos.

-Y EN EL CASO DE CRISTINA, ¿DE QUÉ FORMA APARECE PERFILADA?

-Hay dos aspectos a destacar. El primero es que hasta la fecha nadie le hacuestionado su liderazgo territorial, algo que significa que, básicamente, ellamantiene los volúmenes electorales propios en la provincia de Buenos Aires y eso lealcanza en esta confrontación de clima ideológico para hacerla contendiente delGobierno. En resumen, ha recuperado margen de votantes por los errores deloficialismo.

El segundo punto a analizar es que Cristina ha aumentado su imagen negativa, aligual que Massa, Macri y otras figuras de la política. Lo que no significa que lamayoría de la gente, en un clima de voto castigo a la gestión actual, la elija a ella, apesar de su mala imagen, como la herramienta para manifestar su malestar. Sininguna estrategia opositora se percata de ello, me parece que Cristina va a seguiren el centro de la escena como la figura de más peso.Te puede interesar

-EN CUANTO AL OFICIALISMO, ¿CÓMO VE POSICIONADA A VIDAL?

-Vidal tiene un pequeño inconveniente: si ella fuese la candidata a Presidente, y noMacri, debería ser a partir de asumir el fracaso de la gestión de Cambiemos, unasituación muy similar a la que tuvo que afrontar Angeloz cuando fue el candidato delradicalismo para suceder a Raúl Alfonsín. Es decir, Angeloz, que sin dudas era elmejor postulante que tenía el radicalismo por aquel entonces, no pudo evitar la malapraxis del gobierno alfonsinista y no pudo ganar las elecciones. De hecho, el votanteprefirió a Carlos Menem en ese contexto. Creo que Vidal tiene ese primer problema.

El segundo inconveniente que se le presenta es que ella no pertenece a la mesa chicadel poder. Creo que siente, junto a por ejemplo Horacio Rodríguez Larreta, quetienen un futuro que va más allá que la coalición Cambiemos.

En ese contexto, si Vidal no amenaza con adelantar las elecciones o con darleelecciones anticipadas en la provincia de Buenos Aires a varios municipios delperonismo o massismo, no tiene una carta de negociación a su favor, como quedó evidenciado cuando debió resignar grandes cantidades de dinero para su distrito enel Presupuesto nacional.

-¿Y MACRI CÓMO QUEDA PARADO EN LA ACTUALIDAD?

-En el caso de Macri, si su Gobierno no encuentra coherencia temporal entre larecuperación económica y los tiempos electorales, va a tener serios problemas. Porque además de lograr la recuperación económica, debe tener en cuenta que lamisma debe sentirse y ser sostenible en los distintos sectores de la economíaargentina antes de la votación.

-¿CUÁL CREE QUE SERÁ LA ESTRATEGIA DEL OFICIALISMO PARA INTENTAR SERREELEGIDO?

-Creo que apuntará, en gran medida, a seguir gestionando el clima ideológico quehay en el país, que ha hecho creer a la mayoría de la población, en especial al núcleoduro de sus votantes, que estos últimos tres años de errores y mala praxis económicay política fue, en realidad, culpa del gobierno anterior.

La dificultad más grande que se le presenta es que la ausencia de credibilidad puederesultarle un verdadero problema, ya que en la elección Legislativa de 2017 eloficialismo tuvo la misma buena gestión de clima ideológico pero tenía una base decredibilidad muy alta. Pero luego de la megadevaluación del 2018, creo que esteúltimo punto está bastante ausente y hay que ver cómo lo recomponen.Te puede interesar

-¿QUÉ OTRO ASPECTO DESTACARÍA ENTRE LAS DIVERSAS FUERZAS POLÍTICAS?

-Hay que analizar seriamente el impacto que pueden tener las candidaturas deEspert, Olmedo y Ricardo Alfonsín (hijo) porque pueden configurar un escenariorealmente peligroso para el Gobierno en primera vuelta, porque estos tres sectoresde votantes pueden confluir en un voto a Macri en segunda rueda. Pero si debilitantanto al oficialismo en la primera ronda, pueden dejar a Cristina al borde de ganaren esa instancia.

-¿CÓMO PUEDEN JUGAR EN LA IMAGEN DEL GOBIERNO Y EN EL CLIMA POLÍTICOLOS RECIENTES ANUNCIOS DE AUMENTOS DE TARIFAS DE SERVICIOS Y TRANSPORTE?

-Nunca los incrementos de tarifas e impuestos caen bien en la gente, nunca. Meparece que la decisión del Gobierno apunta a consolidar en una fecha única todos losaumentos, lo más lejos posible de las elecciones, pretendiendo que el humor socialsea otro en ese momento, siempre y cuando haya una recuperación económica. Esun riesgo porque depende de un resultado eventual que el macrismo está apostandofuertemente a que ocurra, que es una recuperación económica justo en el momentoelectoral.

-EN RESUMEN, ¿CUÁL ES EL POSIBLE ESCENARIO QUE OBSERVA PARA 2019?

-Me imagino un año de alta incertidumbre, en el que creo que, inevitablemente,estamos yendo a un escenario de segunda vuelta. Hoy no se puede descartarninguna posibilidad.

En ese contexto, el principal panorama sería el de Macri a la cabeza enfrentando aCristina Fernández de Kirchner. Allí el pronóstico de resultado es reservado porqueCristina tiene un núcleo duro de votantes mucho más fuerte que el del Presidente, yhay que ver si los votantes del Frente Renovador, peronismo alternativo y peronismofederal votarían a ella por el recuerdo que podrían tener que durante su gestiónestaban mejor, o no.

Claramente, se abre este abanico porque el Gobierno ya no les da ningún tipo degarantías de que vamos a estar mejor por el lado de la gestión económica.

-¿EXISTEN OTROS ESCENARIOS PROYECTADOS?

-Veo otros dos escenarios que pueden darse. Por un lado, Macri versus un peronismofederal, que a mi criterio considero que puede ser encabezado por Urtubey. Meparece que él puede ser el único peronista, o candidato opositor, que puede disputarel voto de la clase alta que lo hizo Presidente a Macri en 2015.

Bajo este panorama, es muy interesante ver que si termina afianzándose comocandidato para una segunda vuelta, porque Urtubey sí puede recibir votos delkirchnerismo, que de ninguna manera votaría al oficialismo.

El otro escenario que tampoco descarto, aunque con mucha menos probabilidad, esel de dos candidatos por el peronismo que disputen la presidencia de la República.

Top