Las mujeres ven porno para inspirarse

Como ya les habré contado y habrán notado soy fan de la fotografía erótica y también de la pornográfica, aunque esta última en menor escala. Guardo en total más de 10.000 en un Tumblr que sigo hace ya varios años, y también en Pinterest, y a muchas ya las he compartido en este espacio. Acá no es fácil subirlas así porque sí, hay que cuidar las formas, no ofender la moral de nadie…

La noticia es que me encuentro dentro de la tendencia, según una encuesta que la revista francesa Marie Claire hizo entre 3000 lectoras con el fin de saber cuál es su relación con el consumo de contenidos sobre sexo. El 10% de las consultadas en el sondeo confesó mirar pornografía a diario y en soledad, el 90% a través de las redes sociales y el 33% buceando distintos soportes de la Web, por ejemplo, mediante aplicaciones como Tumblr, y generalmente, a través del celular (un 62%). Esa soy yo, aunque no miro películas sino fotografías, y no por el celular pues mi aparato es una batata lenta y vieja. En lo que disiento es en el porcentaje: estoy segura que son muuuuuuchas más las que gozan mirando imágenes chanchas….

 

Por qué? Las motivaciones varían, tanto como mujeres hay en el mundo. Para algunas es una forma segura de estimular la cabeza para alcanzar un orgasmo (lo afirma la encuesta), mi caso es una cuestión puramente voyeurista aunque, de fondo, estética. Más allá de lo que sugieren o muestran las imágenes valoro la composición, la narrativa, la luz, la moda y otros tantos detalles que trasuntan la mera cosa sexual. El lenguaje visual es poderoso, sin dudas.

La encuesta en cuestión indica que el 39% de las mujeres reconoce haber aprendido algunos trucos mirando porno y un 76% considera que eso no afectó negativamente su vida ni sus relaciones, sino todo lo contrario. Sin embargo las que miran en pareja sostienen que sus partenaires suelen idealizar, léase, esperar que la realidad sea como en las películas. Obvio, el porno funciona muy bien si lo tomamos como una herramienta más de inspiración, pero el exceso alienta estereotipos falsos, de hecho el 46% dice que muchos hombres esperan que luzcan y hagan en la cama lo mismo que vieron en el triple XXX. Y no. La mayoría de las veces eso no sucede, y si sucede, el acting no se sostiene por mucho tiempo.

El porno femenino que surgió a comienzos de este siglo, filmado por mujeres y algunas muy talentosas como Erika Lust, ha tratado de darle un trato equitativo al género en los contenidos, desmitificando justamente esos clichés…. sin suerte, creo yo.

Top