Massa y Pichetto lanzaron a Marco Lavagna para competir contra Rodríguez Larreta

Fin de año es una buena ocasión para ‘abrochar’ proyectos políticos antes de que cada uno se tome vacaciones que con el 2019 electoral en el horizonte se anticipan breves para algunos dirigentes.

Anoche hubo cena de fin de año del PJ Alternativa Federal porteño, en la que estuvieron Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto;  Hugo Quintana, un histórico que hace rato viene bregando por un peronismo post Cristina desde la revista Movimiento 21 y la jefa del bloque de diputados renovadores, Graciela Camaño y varios sindicalistas.

Otros presentes fueron el judicial Julio Piumato y Andrés Rodríguez, de UPCN, que 36 hs atrás se había juntado en el PJ porteño con Alberto Fernández, Víctor Santa María, Mariano Recalde y Carlos Tomada.

En la organización del evento estuvo el diputado nacional Marco Lavagna que tiene intenciones de ser el candidato a jefe de gobierno de la Ciudad. Tiene chances de quedarse con la candidatura: el massismo ha apelado en las últimas elecciones a dirigentes independientes sin suerte.

En Moliere de San Telmo, entre el pollo con ensalada y el postre, Lavagna abrió los discursos. Lo siguieron Pichetto y Massa en ese orden. Los tres insistieron en su leivmotiv: “Hay una alternativa”.

“Con Marco es posible un triunfo en la Ciudad”, elogió Pichetto después de que Lavagna pidiera conformar una alternativa para “sacar al gobierno” local porque “los porteños pagamos el ajuste con los aumentos en el transporte, o en las tarifas”. Y propuso: “Tenemos que ser amplios y generosos para ser una alternativa a nivel Nacional y en la Ciudad, que, sabemos, es un distrito complicado, no nos va a ser fácil ganar”.

En esa línea se oyeron los saludos que enviaron el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey; el de San Juan, Sergio Uñac y el del socialista Miguel Lifschitz, de Santa Fe, y el de la ex diputada Margarita Stolbizer, del GEN.

Cuando le tocó hablar a Massa defendió la tercera opción porque “en la Ciudad también nos quieren hacer creer que la gente solo puede comer pollo o pasta, como en los aviones. Les digo que en Capital van a comer asado”. Y miró al economista Marco Lavagna a modo de ‘bendición’. De paso tiró un palito al macrismo de la Capital: “Ni un River Boca pueden organizar”.

Otros presentes fueron Carla Pitiot, Raúl Pérez, Alejandro Snopek, el legislador porteño Sergio Abrevaya y Daniel Amoroso.

La comida, que terminó a la medianoche, tendrá otro capítulo la próxima semana. El martes 11 Massa, Pichetto y Quintana, tendrán un nuevo encuentro en El Obrador Centro Creativo para seguir debatiendo y armando su camino al 2019.

Fuente: Infobae

Top