Un perro le salvó la vida a un koala y se hicieron inseparables

Si este golden retriever no lo hubiera dejado acurrucarse entre su pelaje, es muy probable que el koala hubiera muerto

Una perra ha salvado la vida de un bebé koala al permitir que se acurrucara entre su pelaje para soportar el frío de la madrugada en el estado de Victoria (Australia), informa la prensa local.

Es posible que el marsupial se separara de su madre y deambulara hasta parte trasera de la casa donde se encontraba la mascota, según ha relatado la dueña de la vivienda, Kerry McKinnon.

Esta mujer compartió varias imágenes de ambos animales a través de Twitter, unas fotografías que han conquistado los corazones de cientos de usuarios de esa red social.

McKinnon asegura que el pequeño visitante “habría muerto si hubiera estado solo toda la noche”, pero se encuentra bien y ahora se encuentra el cuidado de un especialista hasta que puedan devolverlo a su entorno.

Top