Nicolás Caputo: “Si a Mauricio le ponés el brazo, te lo come”

De regreso en el círculo de decisión de Macri, el mejor amigo del Presidente usó esa figura para describir el “espíritu aguerrido” del primer mandatario y aseguró que no incidió en las últimas discusiones sobre el gabinete

El amigo íntimo del presidente Mauricio Macri fue el asistente estrella al almuerzo que  organizó el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) en el que el principal orador fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Con una sonrisa y de manera relajada llegó al Alvear y aseguró, de manera irónica, que no le gustaría estar frente a Macri en este momento. En un diálogo con periodistas en el lobby del hotel de Recoleta, haciendo uso de la imagen que el Gobierno elige para explicar la crisis, se le preguntó si el Presidente está preparado para esta “tormenta”, interrogante al que “Nicky” respondió: “Mauricio es un hombre que tiene el espíritu aguerrido, al punto que le ponés el brazo y te lo come”. Por ese motivo, aseguró: “No me gustaría estar en frente de él en este momento”.

La amistad desde la infancia entre Macri y “Nicky” Caputo hace que el Presidente lo tenga en su círculo íntimo a la hora de consultar decisiones puntuales e incluso estrategias de fondo. No obstante, el actual cónsul honorario de Singapur en la Argentina aseguró que el fin de semana en el que en la Quinta presidencial de Olivos hubo reuniones con gobernadores y ministros, en el que los rumores de cambios de gabinete circularon fuerte (y emergió que se reducían las carteras pero se confirmaron varios funcionarios), él estaba en Italia, por lo cual no participó de los enredos.

“Vengo de italia así que no puedo hacer análisis de lo que está pasando en la Argentina”, se justificó. Aunque alertó que lo que sí reconocía es que los planetas se alinearon de manera negativa en el mundo. “Todo está cayendo porque el financiamiento se terminó; los bonos soberanos de Italia cayeron”, describió. “Eso muestra que Trump, con su estrategia de primero golpear y luego negociar, está teniendo efecto y quitando financiamiento a todos los países del mundo”, sostuvo, en una lectura de que lo que sucede en el país no se circunscribe sólo a la Argentina.

Caputo dijo también que “es como si Argentina estuviera jugando un partido de fútbol: empezó ganando, llegó al empate 1 a 1; y ahora Macri, que era Messi cuando empezó ganando, ahora está en el arco; entonces su actitud cambió”.

Por María Iglesia – Cronista

Top