La felicidad de Jorge Rial tras reconciliarse con Morena

“Por fin volvió la sonrisa que tanto extrañaba”, escribió el periodista en Instagram, al pie de una foto de su hija. Fue después de haber realizado otro posteo muy significativo

Luego de dos meses de mucha angustia, conflicto y preocupación, Jorge Rial hizo público su reconciliación con su hija Morena, quien se encuentra en una clínica psiquiátrica, recuperándose.

Feliz por ver a su hija sanando heridas y limando asperezas, el conductor de Intrusos utilizó unos minutos de su programa para dar detalles de la salud de su hija, de su acercamiento y de los días de descanso que se va a tomar, para seguir apostando a la familia: con sus hijas Morena y Rocío, su pareja, Romina Pereiro, y las niñas de la nutricionista, Violeta y Ema.

El descargo de Rial en su programa: 

“Me voy a tomar unos días. Ayer subí una foto de mi hija Morena (a Instagram). Estamos en camino, hemos logrado volver a tener armonía. Se está haciendo un trabajo enorme, y muy bueno. Les agradezco a los profesionales que están bancando a Morena… Está en un ambiente con mucho amor y ya estamos en el camino. Con Morena ya nos vemos, ya nos abrazamos y ya nos hablamos. Estoy feliz. Ahora me voy a tomar unos días, que me debía, porque además estoy armando una familia con Romina. Me encontré con una mujer de fierro. ¡Lo que me está apoyando! Sin ella, llevar adelante esto hubiera sido imposible. Estamos armando esta familia que va a ser de Morena también. Somos los que la estamos conteniendo. Y los amigos…

Posteé la foto de mi hija sonriendo porque es volver a verla como quiero, como la amo. Ya podemos decir que nos amamos. Ella está otra vez en el camino y me encanta compartirlo con ustedes. Ahora me voy a tomar unos días para descansar, porque estoy arrasado por todos lados. Y, en medio de todo esto, encontré a una mujer que me devolvió el concepto de familia. Ensamblar una familia con sus hijas y las mías, a los casi 57 años, es casi una bendición y la tengo que cuidar. Un día vino una tormenta y nos llevó puesto a todos. Ahora nos encontramos y nos estamos armando…

Estoy contento. Estoy bien. Después de un laburo enorme y momentos muy duros, el amor es increíble. Sé que suena a frase vacía, a sobrecito de azúcar. Pero cuando hay amor, te podés equivocar y pensar que no es amor, transformarlo en bronca, pero cuando se empieza a limpiar la maleza, se empieza a ver claro. Hay algo indestructible entre padres e hijos. Ese hilo rojo no se puede destruir con nada. Se puede tensar, pero es como un elástico. Vuelve a su origen. Eso es el amor con Morena. Ella estira, estira y cuando larga, yo estoy acá…

Morena me mandó esa foto. Ella estaba con Guillermo Marín. Y cuando la vi sonriendo… Hacía tiempo que no la veía sonreír. Esto me está sirviendo para revisar lo que hice mal como padre. Me equivoqué mucho. Nadie te dice cómo ser padre. Y esto me sirve para revisar, y lo estoy haciendo internamente. No quiero repetir errores. Yo quiero seguir siendo padre. Padre de mis hijas, y quién dice que el destino me ponga en el camino volver a ser padre. Y me va a encontrar con más experiencia, con ganas de divertirme. Ya me pasa con las nenas de Romina. Encontré una familia y la voy a disfrutar”.

 

Top