Mario Quintana dice que la inflación “es culpa de Alfonso Prat-Gay”

Uno de los vicejefes de Gabinete de la Nación, Mario Quintana, reconoció varios errores en la política económica del Gobierno en los primeros dos años y medio de gestión y, también, le dedicó críticas al exministro de Hacienda de Cambiemos, Alfonso Prat-Gay.

“El aumento de las tarifas no es consistente con la reducción de la inflación”, fue una de las primeras confesiones del vicejefe de Gabinete en la disertación que dio en el Club Político Argentino, en la previa del “supermartes” de la renovación de Lebac y en medio de la volatilidad del mercado de cambios. Sus palabras no se quedaron ahí. Quintana redobló la apuesta y buscó culpables para el alza de precios.

Consideró que el origen del problema comenzó en diciembre de 2015, cuando Prat-Gay sorprendió con su intención de fijar pautas de inflación. “Esas metas era incumplibles”, reconoció Quintana. “A fin de año (el 28 de diciembre de 2017) quisimos corregir ese error, tal vez fue un poco tarde, ahora tenemos un problema en el mercado”, continuó, haciendo referencia a la conferencia de prensa del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en la que informó que la meta para 2018 sería del 15% y ya no del 12%.

Sin embargo, no se quedó ahí y disparó que el Gobierno quiere “seguir usando un camino de desinflación que no requiera anclas cambiarias porque eso es una bomba”.

Mientras tanto, esta tarde, el Indec informó que la variación de precios en el primer cuatrimestre del año alcanzó el 9,6% mientras que el acumulado de los últimos 12 meses llegó al 25,5%.

El vicejefe de Gabinete explicó por qué el Gobierno decidió negociar un préstamo “stand-by” con el Fondo Monetario Internacional. “No fuimos al FMI para parar una corrida cambiaria sino la caída de la deuda argentina. No sé si alcanzará”, admitió.

“El fondo está para respaldar el plan de gobierno y no para que el Gobierno haga el plan del fondo”, aclaró, luego, para intentar convencer a quienes dudan de las hipotéticas condiciones que podría imponer el FMI para abrir una línea de crédito a la Argentina.

Finalmente, tras hablar una hora, Quintana aseguró que el Gobierno “bajará el déficit más rápido de lo previsto”. De hecho, una semana antes de que Macri anunció el inicio de la negociación con el FMI, Dujovne informó que Hacienda bajó su meta de déficit fiscal del 3,2% al 2,7%. Según insistió Quintana, “no hay alternativa” que achicar los gastos.

Top