Image default

100 mil chubutenses podrían acceder a nuevos créditos hipotecarios

A través del Banco Central de la República Argentina (BCRA), el gobierno lanzó la nueva línea de créditos hipotecarios, que tienen la potencialidad de ser una herramienta que llegue a solucionar uno de los principales problemas de la clase media, como lo es el de la vivienda propia.

Uno de los problemas económicos no solucionados a la sociedad en estos últimos años fue el del acceso a la vivienda, a través de la asistencia financiera con préstamos hipotecarios. En las condiciones financieras que los bancos ofrecen, los créditos hipotecarios sólo estaban al alcance de quienes no lo necesitaban.

La nueva línea diseñada por el gobierno nacional, tiene como característica más destacable que el valor inicial de las cuotas sea más accesible para los asalariados, que las cuotas del promedio de los créditos hipotecarios del país. Esto hace que con esta nueva línea crediticia, en la provincia del Chubut cerca de 100.000 asalariados registrados podrían ser hoy potenciales clientes que con sus ingresos accederían a un préstamo de hasta $700.000. De lo contrario, hasta ahora solo 25.000 asalariados están en condiciones, dados sus ingresos, de acceder a ese monto en un crédito hipotecario. La cuota inicial en ese caso es de $14.408, mientras que la nueva línea implica una cuota de $5.639.

Los préstamos hipotecarios son prácticamente inexistentes, han representado menos de 1 peso de cada 10 pesos que el sector financiero ha prestado, por las restricciones crediticias de la clase media. Volviendo al caso del ejemplo de un préstamo de $700.000, sería necesario, con las líneas que venían ofreciendo los bancos hasta el momento, para acceder al mismo tener un ingreso de por lo menos $48.0000, con lo cual sólo el 17% de los asalariados en blanco superan esos ingresos en Chubut. Es decir, a partir de esta nueva operatoria el stock de personas sujetos de crédito para un préstamo de ese monto se amplía en un 300%.

A partir de ahora se necesita, para un préstamo de ese monto, un ingreso mínimo de $18.798 y con una cuota inicial de $5.639, es decir que la cuota para este caso se reduce un 61% respecto al promedio de cuota de los préstamos disponibles en el mercado, con una tasa del 25% anual y el requerimiento de ingreso mínimo se reduce en un 40%.

En Chubut el stock total de préstamos al sector privado suman 9.700 millones de pesos, de los cuales 6 mil millones de pesos corresponden a préstamos a los asalariados. Del saldo total de préstamos que el sector financiero tiene en Chubut, algo menos del 10% corresponden a créditos hipotecarios.

Analizando particularmente el caso del Banco del Chubut, la situación es algo mejor que la del promedio del sistema, pero sigue siendo baja la participación de los préstamos hipotecarios. Aproximadamente el 12% del total de las asistencias financieras otorgadas por este banco, corresponden a hipotecarios, y como en el resto del sistema financiero, la mayor parte se la llevan los préstamos personales. En el banco provincial el 41% de los fondos se destinan para ese fin.

Con lo cual las familias chubutenses tienen casi 3.200 millones de pesos de deudas con el Banco del Chubut en préstamos al consumo y solo 660 millones de pesos en préstamos hipotecarios (pero no todos ellos para compra de vivienda).

La tasa de interés es del 5%, pero con una indexación que se hará con el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que está atado a la inflación y el plazo máximo es de 15 años. El monto a prestar no debe superar el 70% del valor de la propiedad y como en el resto de los créditos, la cuota no debe superar el 30% del ingreso total familiar.

El nivel de ingresos necesario y el valor inicial de la cuota son las 2 buenas noticias para los asalariados, pero el riesgo está en la evolución de la inflación.

El mínimo de ingresos para acceder al crédito es de $8.056, con lo que se podría conseguir un préstamo de $300.000, con una cuota a pagar de $2.417. Contra la situación actual del promedio del sistema bancario, donde para acceder al mismo monto se necesita un ingreso mínimo de $20.583 mensuales y por lo tanto una cuota a pagar de $6.175. Es decir, comparando ambos esquemas, los ingresos mínimos para ese monto se reducen en $12.527 y la cuota se reduce en $3.758

De acuerdo a los cálculos realizados en el Instituto de Investigación GECSEA-Patagonia de la Facultad de Ciencias Económicas (UNPSJB), para cuatro montos diferentes de préstamos, con la nueva operatoria se determinó cuantos asalariados registrados de Chubut calificarían como sujetos de crédito, de acuerdo a cuánto ganan los asalariados en blanco.

Así resulto que, para préstamos de hasta $300.000 hay 146 mil asalariados que califican, ya que tienen ingresos superiores a los mínimos requeridos para ese préstamo.

Para préstamos de $500.000 hay 128 mil asalariados que calificarían, según sus ingresos. Para préstamos de $700.000 hay 100 mil empleados en condiciones de calificar para esa asistencia financiera, mientras que para créditos de $1.000.000 hay en la provincia del Chubut unas 49 mil personas que podrían acceder a ese monto, ya que sus salarios superan los $26.855, que es el mínimo necesario.

Esta operatoria hace que la primera cuota sea más baja y que muchos más asalariados puedan calificar como sujetos de crédito, pero la primera barrera para las familias es la incertidumbre respecto a la inflación esperada y por otra parte, el nivel de endeudamiento que ya tienen en créditos al consumo, lo cual reduce su ingreso disponible.#

*Economista, Profesor de Microeconomía de la Facultad de Cs. Económicas de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco e investigador del Instituto de investigación GECSEA-Patagonia (UNPSJB).

Fuente: Diario Jornada