Un problema serio llamado Patricia Bullrich

El jueves pasado, Elisa Carrió demostró que no está donde está por casualidad. En la calle volaban piedras, gases lacrimógenos y balas de goma. En el recinto, los diputados estaban a punto de agarrarse a trompadas. El oficialismo, en ese contexto, intentaba imponer una reforma sobre un tema muy sensible con un